Principal > General > Ni muerto ni resucitado
Fotografía / Rayoherald.com

Ni muerto ni resucitado


El Rayo Vallecano tampoco supo vencer al Albacete. Un golazo del local Miguel Núñez a siete minutos para el final frustró la remontada rayista, que se sobrepuso al tanto inicial de Hidalgo gracias a dos goles de Piti y Aganzo. Los franjirrojos mejoraron la pobre imagen mostrada ante el Recreativo pero siguen sin encontrar el camino de la victoria en lo que llevamos de 2010.

Hidalgo adelantó al conjunto local

El Rayo Vallecano visitaba el Carlos Belmonte con cambios importantes en los laterales, acosado por la desilusión sembrada en Huelva hace seis días y con la relativa urgencia de no seguir perdonando vidas y sumar de tres en tres. Sin embargo, Albacete no fue sino un nuevo escenario donde los franjirrojos buscaron con esfuerzo pero sin éxito la salida del laberinto de juego y resultados en el que están inmersos.

Saltaron los de Pepe Mel enchufados como hace tiempo no se recuerda. Apenas en un minuto ya tuvieron la primera ocasión, mas el remate de Aganzo a córner de Susaeta fue repelido por Cabrero, el meta local. Los vallecanos cogieron el balón, mantuvieron un ritmo alto y no le fue fácil al Albacete asentarse en su propio campo.

Salva Ballesta, no exento de garra ni de algún kilo de más, despertó a los manchegos con una espectacular chilena, preámbulo del gol local. Hidalgo fue el autor del tanto, precedido por un error y un nefasto balance defensivo de Movilla. El Carlos Belmonte se empinaba para el Rayo. Sin embargo, los vallecanos no perdieron la cara al choque y Míchel estuvo a un tris de firmar el empate previa combinación con Piti. El poste impediría el gol del madrileño.

La primera parte moría con una de las pocas intervenciones del pichichi de la categoría Stuani. El uruguayo remató una falta botada por Fernando Sales pero su cabezazo se perdió por línea de fondo. Caras de preocupación en la expedición visitante camino del túnel de vestuarios.

Un golazo de Nuñez dejó sin premio la remontada

El comienzo de la segunda mitad sería una mera prolongación del epílogo de la primera. El técnico local, Julián Rubio, dio entrada a Guille Roldán y el nuevo fichaje albaceteño dio chispa en sus primeros minutos. Tuvo que ser Cobeño el que evitase el dos a cero en un mano a mano clarísimo que podría haber cerrado el partido a favor de los locales.

Pepe Mel tardó un poco más en hacer su primer cambio: Quero sustituyó al siempre activo Susaeta. Coincidió la entrada del bajito jugador franjirrojo con el primer tanto vallecano. Piti ponía el empate en el marcador al aprovechar el fallo al colectivo de la defensa manchega previo centro de Camille.

Espantados los fantasmas de un nuevo fracaso, sin apenas dar tiempo el equipo local para encajar el golpe, David Aganzo culminaba la remontada vallecana con un remate perfecto en jugada de estrategia rayista. Premio para el trabajo y la brega del delantero madrileño, quien igualó así el registro de 8 goles de un Rubén Castro difuso en la fría tarde albaceteña. Al delantero cedido por el Depor se le está pasando de echar de menos a la espera de sus goles a echar de más a la espera de un descansito en el banquillo.

Dada la vuelta a un partido que parecía destinado al chasco, al Rayo sólo le separaban 34 minutos de firmar su primera victoria remontando esta temporada. No obstante, los de Mel no acabaron de sentenciar el encuentro. Piti, que confirmó en el Belmonte su recuperación para la causa, estrelló un gran lanzamiento de falta en el larguero.

Pero los manchegos tuvieron la última palabra en forma de obra de arte. A falta de siete minutos para el final, Hidalgo colgó un centro a la frontal del área rayista que Miguel Núñez empalmaba con pierna izquierda a la escuadra de Cobeño. Imparable, sensacional. Los esfuerzos por reflotar la nave vallecana se venían abajo y poco más pudieron hacer ante el definitivo empate.

El consuelo del optimista es que el barco sigue a flote tras una jornada llena de sorpresas, pero los resultados no llegan y lo reducir distancias ganando a Córdoba y Cartagena de manera consecutiva suena de momento al cuento de la lechera, un cuento que los vallecanos intentarán hacer realidad la próxima semana para volver a engancharse a la lucha por el ascenso.

0 comments

Trackbacks

  1. […] Ni muerto ni resucitado | Rayo Herald http://www.rayoherald.com/9754-ni-muerto-ni-resucitado.html – view page – cached Enter a description for the search engines, El Rayo Vallecano tampoco supo vencer al Albacete. Un golazo del local Miguel Núñez a siete minutos para el final frustró la remontada rayista, que se […]

<