Principal > General > Marqués, cedido al Atlético B

Marqués, cedido al Atlético B

Refrito de as.com

Fernando Marqués ha dejado de ser racinguista por lo que resta de temporada. El vallecano va a repetir lo que hizo la campaña pasada, terminar cedido en el Atlético de Madrid B por lo que resta de ejercicio, en una operación que se realiza en las vísperas del cierre del mercado invernal.

El año pasado Marqués no contó para Lucas Alcaraz en toda la primera vuelta, y en esta ocasión con Manolo Preciado el panorama ha sido muy parecido. A pesar de que el técnico cántabro le dio la oportunidad de ser titular en los primeros partidos ligueros, sus problemas extradeportivos y la falta de implicación en el proyecto racinguista han desembocado en su salida del club antes de tiempo.

Murcia, actual técnico del primer equipo colchonero, ya tuvo bajo sus órdenes al extremo en la segunda vuelta del campeonato liguero pasado, cuando entrenaba al filial del Atlético de Madrid. Ahora, aunque ocupa el primer banquillo rojiblanco, parece que quiere dar confianza al de Vallecas en el filial, a pesar de los últimos problemas que ha causado en Santander.

El Racing tenía como primera intención deshacerse de Marqués, a pesar de que tiene tres años más de contrato con el club cántabro, pero el interés del Atlético de Madrid por contar con el extremo ha hecho reconsiderar la postura al Consejo de Administración, que cede al jugador por si en un futuro se diera la posibilidad de conseguir algo de dinero en un hipotético traspaso.

Un futbolista grande, pero en constante polémica

En fútbol lo que pasa en el campo, en éste queda. Lo mismo, pero invertido, le ha ocurrido al Atlético B con Fernando Marqués (Madrid, 1984). El vallecano es un jugador vertiginoso y rápido por la derecha, que triunfó el año pasado en el filial rojiblanco: marcó cuatro goles y formó, con Gonzalo Rico, una dupla letal que llevó a los de Murcia a acariciar la liguilla de ascenso. Después, regresó al lugar de donde había venido, el Racing. Y fue titular en los primeros cinco partidos, pero entonces apareció el otro Marqués, el no futbolista, y se torció todo.

En el Rayo uno de sus técnicos vaticinó: «Tiene 10 en técnica individual, pero 0 en colectiva». Ese carácter visceral que le diferencia del resto en el campo le sentenció fuera. Allá, en Santander, lo primero fue negarse a pasar un control de peso y lo último, un incidente con la Policía y un positivo en un control de alcoholemia. Marqués quería volver al Atlético y el Atlético quería que Marqués volviera. Quizá acá saben que lo que importa de él es lo que haga en el campo, no fuera. Quizá.

0 comments
<