Principal > General > Mucho premio para el Rayo Vallecano

Mucho premio para el Rayo Vallecano

Refrito de canariasahora.com

El Rayo Vallecano se llevó de forma injusta un punto en su visita ante un San Isidro que, sin duda, mereció el triunfo final por su lucha, su mejor situación en el campo y por disponer de las mejores ocasiones de gol.

Una injusta decisión del árbitro Corredor Pérez permitió igualar a los rayistas a doce minutos del final, en un penalti inexistente, en cuyo rechace igualó Geni tras parada de Salillas. En ese momento, el equipo madrileño estaba absolutamente perdido.

Despues de unos minutos iniciales de tanteo, con los refuerzos de relumbrón del Rayo en el banquillo, el San Isidro se hizo con los mandos del encuentro y llevó la iniciativa en el juego, que ya no abandonó hasta el final del partido.

No hubo demasiadas ocasiones a lo largo de la primera parte, pero la iniciativa era siempre local. Así, a los 25 minutos de juego, pase en profundidad de Benito Domínguez sobre Noah que obliga al portero madrileño Alberto a salir fuera de su área para despejar el esférico con la cabeza. Poco después, sobre la franja de la media hora de encuentro, Airam tuvo una ocasión muy clara tras un pase atrás de Blaya. Remató fuera cuando lo más fácil parecía marcar el gol.

En el 40, la parada del partido, tras una acción de Collantes por banda, que Geni remataba a bocajarro, pero que sacó Salillas en excelente intervención. Y a falta de dos minutos para el intermedio, acción por banda izquieda de Airam, centra, y Noah de primera remata a la red en el merecido uno a cero.

Eran los mejores minutos de los locales. Sin embargo, el gozo en un pozo para el Raqui, pues en tiempo de descuento, claro penalti de Jacob a Geni, y el capitán rayista que transformó en el empate, un facto que cayó como un jarro de agua fría en los locales.

Pero nada más iniciarse el segundo periodo, combinación entre los dos puntas locales que permite a Rubén Blaya rematar cruzado a las mallas. Justo premio al espléndido arranque de los de Durán, pues el San Isidro salió con ganas, dominando, y volcado ante un Rayo Vallecano que nunca demostró su condición de aspirante al retorno a Segunda. Al contrario, el conjunto entrenado por Míchel parecía perdido, a merced de un Raqui que rozó la sentencia.

Así, en el minuto 67, Valdés habilitó a Noah, y éste, solo ante el portero Alberto, tiraba fuera rozando el poste. Pocos instantes más tarde, el propio Valdés de vaselina enviaba por encima de la salida del meta franjirrojo y un defensa sacaba bajo los palos.

El Rayo, a partir de esa acción, fue reaccionando poquito a poco. Michel lo intentaba con cambios ofensivos, pero el panorama apenas cambiaba, aunque al ver que el San Isidro no sentenciaba, los madrileños empezaron a ir hacia arriba mientras los canarios cedían algo de terreno.

Albiol avisó en el minuto 73, pero el portero canario Salillas, bastante bien en su vuelta a la titularidad, despejaba a córner. Y en el minuto 77, la jugada clave del encuentro cuando el visitante Collantes domina un balon en el área, Jacob le saca el cuero con toda limpieza y, en ese instante, el colegiado pita penalti, injusto pero inapelable a pesar de las protestas de los jugadores y de la afición, que llenó La Palmera.

Lo lanzó Geni, por la derecha de Salillas, quien adivinó la intención y rechazó, pero sin blocar el balón. Geni recogió el esférico y empató a dos desde cerca. Era el equilibrio injusto en el marcador.

Lo siguió intentando el equipo tinerfeño. Se reclamó penalti del portero Alberto sobre Guille ya en el minuto 90, y que no señaló el árbitro. En tiros de córners y en faltas bombeadas, enorme presión de los canarios, y con apuros la defensa y el portero rayistas salvaban el puntito. A Pierucci le anularon un gol, a los 93 minutos, por un dudoso fuera de juego, y el encuentro acabó con el enfado canario con el colegiado.

<