Principal > General > Para el San Isidro, el Rayo es una motivación extra

Para el San Isidro, el Rayo es una motivación extra

Refrito de diariodeavisos.com

El entrenador del Raqui San Isidro, Julio Durán, se mostró ayer optimista y convencido de que mañana domingo «vamos a ganar» al Rayo Vallecano en el campo de La Palmera, en su habitual comparecencia semanal ante los medios informativos. Eso sí, consideró que el rival tiene un buen nombre por el hecho de haber militado en Primera División y jugar incluso en Europa, pero «actualmente es de Segunda División B con jugadores que han estado en Primera. Es un equipo con un potencial importante, sobre todo, como visitante», explicó.

No obstante, señaló que «debemos olvidarnos del nombre del Rayo y preocuparnos de lo que hagamos nosotros. Si estamos pendientes de lo otro sería un error», incidió, para añadir que «tenemos mucha confianza en que mañana cosechemos un resultado positivo».

Además consideró Durán que para sus jugadores es una motivación extra el hecho de enfrentarse al conjunto madrileño, «saben que tienen un buen equipo porque ya nos enfrentamos a ellos en Vallecas, pero también es cierto que aunque sea el segundo equipo mejor como visitante, deja jugar, y si estamos a nuestro mejor nivel, tendremos opciones de hacerle daño», aseguró.

El entrenador tinerfeño es consciente de que su equipo comete errores puntuales, sobre todo en los últimos minutos, que está pagando caro porque «son goles que se producen casi al final del partido y son difíciles de remontar», y aclaró que esas situaciones las van a manejar mejor.

Reconoció que uno de los grandes pecados del Raqui es que «hacemos muchas ocasiones y no las concretamos», pero agregó: «Nos hemos olvidado de que somos el equipo más goleado de la categoría. En esa faceta tenemos que conseguir muchas cosas y ser más prácticos. Aunque defender no es sólo de la defensa, sino de los delanteros. La culpa de llevar tantos goles es de todos, pero principalmente mía».

Espera una buena entrada para mañana (11.30), al menos 1.000 espectadores que arropen al equipo porque, dijo, «salvo en dos partidos hemos jugado ante 150 ó 200 personas y es descorazonador ver el estadio vacío, pero de todas formas tenemos que estar un poco al margen».

<