Principal > Primer Equipo > Tres goles no son tres puntos
Fotografía / Rayoherald.com

Tres goles no son tres puntos


Vibrante empate entre Rayo Vallecano y la Real Sociedad en un partido en el que los de Pepe Mel se adelantaron hasta en tres ocasiones en el marcador. Sin embargo, los franjirrojos vieron cómo el conjunto txuri urdin les igualaba en cada una de ellas. Al poco de comenzar el partido Susaeta marcaría un golazo que pronto Xabi Prieto neutralizaría. Rafa García volvía a dar ventaja al Rayo pero igualmente Bueno reinstauraía las tablas. Ya en la segunda parte, misma tónica: gol de Rubén Castro, empate de Zurutuza. Gran partido en Vallecas entre dos equipos que demostraron ser de lo mejor de la categoría.

Auténtico golazo de Susaeta

Nuevo empate del Rayo de esos que dejan regusto amargo, con sensaciones frustrantes. Adelantarte tres veces, marcar tres goles al líder -el primero de ellos, una obra de arte de Susaeta- y que tu rival acabe por empatarte, desquicia más que gratifica. Eso sí, la flojera de la defensa rayista cuando el balón sobrevuela su área es capítulo aparte. Y es que los tres goles encajados por los franjirrojos llegaron de idéntica forma: por arriba, en balones defendidos sin contundencia y con demasiadas dudas.

Y eso que el comienzo no pudo ser mejor. El Rayo salió a tocar en el rápido césped de Vallecas, mojado por la lluvia que había caído durante toda la mañana. Construyendo, de abajo hacia arriba, sin balones largos, los de Mel pronto encontrarían recompensa. Albacar daba un pase en profundidad a Rubén Castro por la izquierda y éste apuraba línea de fondo. De ahí sacó un balón bombeado a la frontal que Susaeta empalmó con todo para destrozar la escuadra de Bravo. Golazo, efímero rayo de luz en la gris mañana vallecana.

Efímero porque poco tardaría la Real Sociedad en demostrar que no era mera comparsa y aprovechar la debilidad franjirroja. Tras un centro vertical al área Xabi Prieto controló el esférico con excesiva tranquilidad y cruzando un buen tiro a la derecha de Cobeño. Empate y vuelta a empezar.

Primera media hora de espectáculo y goles

Pero tan sólo dos minutos más tarde, en el 19, Rafa García se estrenaba como goleador rayista. El manchego batiría a Bravo después de recibir un balón en la frontal del área con un disparo seco. Premio a su buena actuación en el inicio del encuentro, siempre acompañado por Movilla y Míchel. Sin embargo, los donostiarras golpearon de nuevo y, para ‘variar’, por arriba. Bueno enganchaba un potente cabezazo tras centro de Griezmann.

Fue de las pocas ocasiones en que apareció la joven perla francesa, que dejó detalles de su calidad en pierna izquierda pero a quien el partido se le quedó grande cual camisón a un niño. Gracias a eso el joven jugador de la Real no aprovechó el boquete dejado por las constantes subidas de Coke por su banda. El tanto de la igualada cerraba una media hora inicial de ‘chapeau’, una exhibición de fútbol que ya quisieran presenciar muchos aficionados de Primera.

Zurutuza, clave en la Real

Con empate a dos se llegaría al descanso, pero a los nueve minutos de la reanudación volvería a cambiar el marcador, de nuevo a favor del Rayo Vallecano. En esta ocasión sería Rubén Castro quien culminase una buena jugada de los locales aprovechando de cabeza una prolongación de Piti que no acertó a despejar Bravo. Mas la historia se repetiría en la portería contraria a los pocos minutos, siendo el recién entrado Zurutuza quien batiese a Cobeño -cómo no- de cabeza.

El partido daría un giro de los que el cine llama ‘argumental’. Los cambios introducidos por Pepe Mel no aportaron nada al equipo franjirrojo y a punto estuvieron de acabar en desgracia para el Rayo. Ni Rubén Reyes, nulo en la derecha, ni Pachón, ‘missing’, ni Jofre casi transparente por la izquierda, mejoraron el juego rayista. No obstante, sí lo hizo su rival, venido a más tras la entrada de Zurutuza, inteligente y elegante en todas sus acciones. Bajo su dirección, los de Martín Lasarte se crecieron y Cobeño tuvo un par de intervenciones cruciales.

El encuentro llegaría a su fin con el equipo donostiarra acechando la meta franjirroja. Salva fue expulsado en el descuento pero apenas tuvo tiempo el conjunto visitante de aprovechar su ventaja numérica. Sonó el pitido final y al Rayo se le volvieron a volar dos puntos que tuvo en su puño. Lo abrió hasta en tres ocasiones, ante una Real Sociedad que supo golpear en el momento justo y por donde más duele a los de Mel.

Rayo Vallecano: Cobeño, Coke, Salva, Pelegrín, Albacar, Rafa García, Michel (Rubén Reyes, min.62), Movilla, Susaeta, Piti (Jofre, min.72) y Rubén Castro.

Real Sociedad: Bravo, Dani Estrada, Ansotegi, Labaka, Mikel González, Rivas, Elustondo, Aranburu (Zurutuza, min.62), Prieto, Griezmann (Nsue, min.81) y Carlos Bueno (Agirretxe, min.72).

Goles: 1-0, min.6: Susaeta. 1-1, min.16: Xabi Prieto. 2-1, min.18: Rafa García. 2-2, min. 29: Bueno. 3-2, min.54: Rubén Castro. 3-3, min.63: Zurutuza.

<