Principal > General > Míchel analiza el 4-3-3 del Rayo

Míchel analiza el 4-3-3 del Rayo

Redacción Rayo Herald

Míchel ha analizado para los lectores de Rayo Herald los detalles del sistema 4-3-3 con el que pretende llevar al Rayo Vallecano al deseado ascenso. A pesar de la última mala racha de resultados con la que el equipo terminó el año pasado, el madrileño se mostraba optimista y aseguraba «que los resultados no pueden cambiar la forma de entender el juego».

El entrenador rayista explicaba en detalle el papel de los interiores que acompañan al mediocentro en la medular: «Nosotros pretendemos que la distancia entre los dos interiores que acompañan al mediocentro sea siempre la misma. Es decir, si estamos atacando por la banda derecha el interior izquierdo tiene que acortar, es un manejo de manera que si tiras una cuerda entre el interior izquierda y el derecha no haya más de 25 o 30 metros. Si uno se va hacia la banda el otro debe ir hacia el centro, y además llegar hacia el punto de remate.»

La llegada escalonada al remate es uno de las armas con las que se pretende retomar la racha de goles que parece haber abandonado al equipo en las últimas jornadas. «Los que siguen nuestros entrenamientos saben que si la pelota llega arriba por el interior derecha, al remate están los delanteros más el interior izquierda, más el mediocentro al rechaze. Esas son las posiciones que queremos buscar. Se trata de acumular gente al remate de manera escalonada, ya que en caso contrario si el balón supera a uno supera a todos.»

Compatibilidades

Aún siendo jugadores de similares características, Luis Lopez, Rodri y Zarandona han coincido algunas ocasiones en el terreno de juego. Míchel apuesta por su compatibilidad, «de hecho hemos jugado varias veces con ellos. Es como cuando se habla del doble pivote, muchas veces se piensa que es una situación estática. A veces nosotros dentro de una jugada somos capaces de que ese doble pivote funcione, porque si queda fuera un interior a lo mejor el organizador y el otro interior están haciendo ese ajuste defensivo.»

Manejar el ritmo de juego

A comienzo de temporada los delanteros apretaban muy arriba al rival, en una presión que en los últimos partidos parece haber disminuido, probablemente debido a los resultados negativos que atenazan más de lo normal a los jugadores. «Nosotros no paramos en seguir buscando ese equilibrio en la presión, entre otras cosas porque un equipo no puede estar los noventa minutos presionando, tiene que utilizar todas las versiones que tiene. A veces hay que presionar y a veces hay que replegarse, y sobre todo manejar el ritmo del juego.»

A pesar de ser catalogado como un equipo ofensivo, el Rayo ha conseguido mejores resultados lejos del Teresa Rivero, algo que puede resultar contradictorio. «Es curioso, cuando se habla de fútbol la gente dice que tenemos vocación ofensiva y en cambio hemos sacado más puntos fuera de casa. Somos un equipo con vocación ofensiva y no nos han pillado al contraataque sino a balón parado. Todos esos tópicos que se manejan en nosotros han hecho mella, de hecho a veces el equipo presiona pero sin convicción, y eso hace que dejemos espacios.»


El Análisis de Míchel para Rayo Herald

No sabemos cual será el futuro de Lucas
Los sistemas son una pose
Míchel analiza el 4-3-3 del Rayo
Las jugadas a balón parado

<