Principal > General > Míchel: «Los sistemas son una pose»

Míchel: «Los sistemas son una pose»

Redacción Rayo Herald

Uno de los temas que más han dado que hablar entre la afición rayista desde que Míchel se hiciera con las riendas del equipo ha sido el sistema 4-3-3. Sin embargo, el entrenador rayista no se cansa de repetir que la importancia de cualquier tipo de sistema táctico radica en los jugadores.

Así lo manifestaba Míchel a Rayo Herald: «creo que lo de los sistemas es un poco una pose. Lo más importante son los jugadores. Son importantísimos, por encima de cualquier entrenador. Se trata de que lleguen cinco jugadores al remate o séis jugadores al despeje, que exista un balance y un equilibrio.»

En un equipo que apuesta por el toque y por la creación de juego desde la parte de atrás, el trabajo debe comenzar en el mismo portero, evitando rifar el balón siempre que esto sea posible. Míchel aclaraba que «el portero tiene prohibido sacar en largo. Un portero que puede utilizar las manos siempre será más preciso que utilizando los pies; es mucho más preciso aunque avance menos en distancia.»

En ocasiones los equipos rivales, atentos a esa circunstancia del juego, han adelantado su presión poniendo en aprietos a los defensas, en una circunstancia que según el entrenador rayista también hay que saber manejar: «nosotros también tenemos que manejar las exigencias del guión. Si el equipo contrario te presiona y no tienes más remedio que sacar el balón pues hay que hacerlo. Jugar bien al fútbol también es despejar.»

Un juego elaborado que en ocasiones se ha vuelto en contra del propio equipo en Vallecas, cuando en los compases finales del partido y con el marcador en contra el equipo ha insistido en realizar pases horizontales, en lugar de buscar soluciones un poco más directas. Así lo reconocía el propio Míchel: «no es conveniente equivocar las situaciones. Si sabemos que queda un minuto hay que buscar soluciones y a veces las soluciones directas son las más prácticas. Nosotros no somos ajenos a eso, sólo que intentamos que el balón no vaya en línea recta, sino que vaya en diagonal y además buscar una presión.»

En ocasiones esas acciones también han llegado a desesperar al banquillo. «En ocasiones tampoco yo me explico cómo en el último minuto hemos sacado una falta en corto para ir arriba. No siempre lo que pasa en el campo es culpa del entrenador, ni tan siquiera lo bueno (risas).»


El Análisis de Míchel para Rayo Herald

No sabemos cual será el futuro de Lucas
Los sistemas son una pose
Míchel analiza el 4-3-3 del Rayo
Las jugadas a balón parado

<