Principal > General > Entrenar en Segunda B, una profesión de riesgo

Entrenar en Segunda B, una profesión de riesgo

Refrito de marca.es

Un total de quince entrenadores de Segunda División B han sido relevados de sus funciones antes de tiempo en esta primera parte de la temporada, el primero Quique Estebaranz (Leganés) y el último Roberto Ramos (Peralta), tras última jornada del campeonato.

En el grupo III es donde más movimientos de técnicos se ha producido pues hasta cinco entrenadores han abandonado su puesto. El Sabadell prescindió de Pere Valentí Mora y le sustituyó por José Luis Montes, y después cayeron Toni Aparicio (Benidorm), Jesús Solana (Zaragoza B), Nacho Martín (Logroñés) y Roberto Ramos (Peralta).

En el grupo IV se han producido cuatro relevos después de que el Algeciras destituyera a Cristóbal Torres ‘Tobali’, el Córdoba a Quique Hernández, el Real Jaén a Jesús Aybar y el Conquense a Miguel Zurro.

Además de Quique Estebaranz, que fue destituido tras la segunda jornada, en el grupo I después han caído Manuel García Calderón (Móstoles), sustituido por Agustín Rodríguez, y después el Vecindario despidió a Javier Vidales y le sustituyó por Pacuco Rosale.

Otros tres cambios se han producido en el grupo II. Primero fue el Amurrio, que destituyó a Víctor Llopis y contrató a Cándido Arroyo; después el Zamora dio la baja a Baltasar Sánchez y le reemplazó Raúl González, y luego Juan Mendiola, en el Real Unión de Irún, que ha sido sustituido por Javier Zubillaga.

<