Principal > Primer Equipo > La historia se repite
Fotografía / Rayoherald.com

La historia se repite


El Elche volvió a llevarse la victoria en su visita a Vallecas ante un Rayo Vallecano que mostró su peor cara. El equipo ilicitano ha vencido en el Teresa Rivero en sus últimas cinco visitas, en esta ocasión gracias a un solitario gol de Juli cerca del descanso. Triunfo merecido por juego y ganas en un partido en el que los de Pepe Mel se mostraron impotentes, sin el ánimo que les llevó a vencer al Athletic en Copa y, lo que es más preocupante, sin recursos para asustar siquiera a su rival.

Susaeta, novedad en el once titular

Los franjirrojos saltaron al campo con la novedad en el once de Néstor Susaeta, uno de los ‘héroes’ del choque copero que tuvo su recompensa con la titularidad en Liga. Sin embargo, el eibarrés no mostró el nivel exhibido hace tan sólo tres días. Ni él ni ninguno de sus compañeros, que se vieron a merced del Elche en la mayor parte del encuentro.

Muy bien plantados desde el inicio, el equipo que dirige Pepe Bordalás tuvo las primeras ocasiones del partido, aunque ninguna de ellas verdaderamente peligrosa hasta la llegada del gol. La pareja de mediocentros visitantes, formada por Acciari y Wakaso apenas tuvo complicaciones para mover el balón y estuvo muy bien apoyada por un trabajador Trejo, el mejor de la tarde.

No parecía esperar el Rayo el planteamiento ilicitano, que supo aprovechar la terrible carencia del equipo de Mel cuando no tiene el balón. El conjunto franjiverde apostó por tocar desde el principio en campo rayista y las ideas para contrarrestar el juego visitante pasaron a meros balones en largo que la defensa ilicitana no tuvo problemas para defender.

Tampoco funcionó inclinar el campo hacia la banda derecha, donde Susaeta seguía intentándolo con fortuna nula. Y ni una de las múltiples pérdidas de balón de Wakaso generaron peligro alguno. El gol visitante era cuestión de tiempo, y fue Juli el encargado de hacerlo. El ‘8’, muy activo en la primera parte apareció en la frontal rayista para marcar con una buena volea, seca e imparable para Cobeño. El pitido para el descanso era lo mejor que podía pasarle al Rayo.

Gol anulado a Coke en la segunda mitad

Tras la reanudación, Pepe Mel sacó a Míchel y Pachón para dar más dinamismo a los suyos. El primero entró por un Ángel cuya labor había sido más que difusa, al igual que la de Jofre, el otro remplazado. Sin embargo, ambos fueron de más a menos, e incluso el delantero fue sustituido por Quero tras sufrir una lesión. Hubo de esperar la afición local para ver a su equipo con cierta alegría hasta el minuto 20 de la segunda mitad, cuando el Rayo reclamó una posible mano del central Martí Crispí en área ilicitana. Llegaron entonces los mejores minutos de los franjirrojos, pero las ocasiones fueron más virtuales que reales. ‘Willy’, portero visitante, apenas tuvo que intervenir.

La polémica volvería al área del Elche cuando el colegiado anuló un gol a Coke. Acertó, era fuera de juego y no subió al marcador el bonito tanto de vaselina del madrileño. A partir de ahí, con el tiempo corriendo a doble velocidad -o eso parecía para los rayistas-, el conjunto de Mel se limitó a colgar más balones largos sin mayor peligro y a incurrir infinitas veces en los constantes y muy bien tirados fueras de juego franjiverdes. Esto desquició al Rayo, así como las pérdidas de tiempo del Elche, obvias y necesarias para retener el resultado.

Con este triste ‘quiero y no puedo’ se llegó al final del encuentro. El Elche vuelve a casa con un merecido botín, fruto de un partido muy serio, sin grandes alardes pero bien jugado. Mal sabor de boca, en cambio, en el rayismo, que ve a un equipo que parece haberse instalado en una peligrosa ciclotimia de juego que tendrá que eliminar lo antes posible.

Rayo Vallecano: Cobeño, Coke, Serrano, Pelegrín, Edu Albácar, Movilla, Ángel (Míchel, 46), Susaeta, Jofre (Pachón, 46; Quero, 62), Piti y Rubén Castro.

Elche: Willy, Óscar Rubio, Samuel, Martí Crispí, Raúl Fuster, Acciari, Wakaso, Saúl (Rafa Gómez, 81), Trejo (Javi Lara, 70), Juli y Jorge Molina (Tena, 86).

Goles: 0-1 Juli, Minuto 40.

<