Principal > Primer Equipo > Un punto y gracias en Balaídos
Fotografía / Rayoherald.com

Un punto y gracias en Balaídos


Un punto y gracias. Esa fue la sensación que dejó el empate en la expedición franjirroja después de un partido entero corriendo detrás del balón en Balaídos. Técnico y jugadores coincidieron en dar por bueno un punto que «suma para el ascenso» en un encuentro que calificaron de «horroroso».

Dos manos excepcionales de David Cobeño

A pesar de alinear a su once habitual, el verdadero Rayo Vallecano no apareció por el Municipal de Balaídos en toda la mañana. Los franjirrojos nunca se hicieron con el control del balón, dejando a David Cobeño el papel de jugador más destacado del partido.

Dos intervenciones del cancerbero evitaron que el Celta de Vigo se adelantase en el marcador, primero al solventar un peligroso mano a mano con un delantero rival y luego con una meritoria mano a ras de suelo a la salida de un córner.

Pepe Mel no paraba de corregir la posición de sus jugadores sobre un terreno de juego demasiado rápido para triangular el balón con la precisión necesaria. Por su parte, el conjunto celeste ponía más empeño en llegar a la portería rival, aunque nunca tuvo el acierto necesario para materializar sus ocasiones y llevarse el partido.

Más de lo mismo en la reanudación

Quero dejó su posición en el campo a Rafa García tras el descanso. El movimiento de fichas del técnico no mejoró el rendimiento de un Rayo Vallecano que prácticamente no llegaba al área de Ismael Falcón.

El público de Balaídos, muy enfadado con la actuación de Pino Zamorano en momentos puntuales, veía más cerca que nunca la posibilidad de llevarse los tres puntos. Los de Eusebio acumulaban jugadores dentro del área de Cobeño y buscaban el gol de la victoria con más corazón que cabeza. Un fuera de juego señalado por el colegiado anulaba lo que podría haber sido el gol del triunfo local.

A pesar de todo, el Rayo no perdió el orden necesario para salvar un punto y dejó para el último minuto sus mejores ocasiones. Un remate de cabeza de Sergio Pachón se marchaba fuera por un pelo con el tiempo prácticamente cumplido, mientras que inmediatamente después Rubén Castro remataba desviado un balón al área puesto por Edu Albacar.

Aplauso final de la afición local para premiar el esfuerzo de sus jugadores ante un Rayo Vallecano que no dio muestras de ser un equipo que se encuentre situado en los puestos de ascenso.

Celta de Vigo: Falcón, Hugo Mallo (Vasco min.86), Catalá, Jordi, Botelho, López Garai, Danilo, Trashorras, Iago Aspas (Dani Abalo, min.66), Aarón Ñíguez y Joselu.

Rayo Vallecano: Cobeño, Coke, Serrano, Pelegrín, Albacar, Movilla, Míchel (Pachón, min.60), Quero (Rafa García, min.46), Jofre (Collantes, min.67), Piti y Rubén Castro.

<