Principal > Primer Equipo > El Comité de Competición retira la tarjeta roja a Edu Albacar
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

El Comité de Competición retira la tarjeta roja a Edu Albacar

Las alegaciones del Rayo Vallecano han dado su fruto esta semana. Una vez examinado el vídeo del partido, el Comité de Competición ha decidido retirar la tarjeta roja mostrada por Lizondo Cortés a Edu Albacar en los últimos instantes del partido frente al Cádiz.

Expediente nº 37 – 2009/2010
En Las Rozas (Madrid), a 20 de octubre de 2009, reunido el Comité de Competición de la RFEF, integrado por D. Alfredo Florez Plaza, D. Miguel Cardenal Carro y D.Enrique Arnaldo Alcubilla, vistos el acta arbitral y demás documentos pertenecientes al partido correspondiente al Campeonato Nacional de Liga de Segunda División, disputado el día 17 de los corrientes entre el Rayo Vallecano de Madrid, SAD y el Cádiz C.F. SAD.

Antecedentes
Primero.- El acta arbitral, en el apartado de jugadores, bajo el epígrafe de expulsiones, literalmente transcrito, dice: “Rayo Vallecano de Madrid, SAD: En el minuto 89 el jugador (3) José Eduardo Albacar Gallego fue expulsado por el siguiente motivo: golpear con su frente en la frente de un adversario que se encontraba en el suelo, estando el juego detenido tras un lance del mismo, no causando daño aparente”.

Segundo.- En tiempo y forma el Rayo Vallecano de Madrid, SAD formula escrito de alegaciones, aportando prueba videográfica.

Fundamentos jurídicos
Primero.- El pedimento que se formula ante este Comité por la representación del Rayo Vallecano de Madrid, SAD se concreta en que se deje sin efectos disciplinarios la expulsión del jugador Sr. Albacar, por inexistencia de la infracción, al no reflejar la realidad el acta arbitral.

Segundo.- El acta arbitral goza, en efecto, de presunción de veracidad, si bien no es inatacable, toda vez que cuanto el contenido de la misma no se corresponde a la realidad fáctica, este Comité está facultado para dejar la sanción sin efectos disciplinarios. En el caso presente, del vídeo aportado como prueba se deduce indubitadamente que el jugador expulsado no golpea con su frente al adversario en su frente, sino que únicamente le recrimina por haber exacerbado o exagerado su caída, fruto de un lance normal del juego. Procede, pues, dejar la sanción sin efectos disciplinarios.

0 comments
<