Principal > General > Un Rayo sin puntería

Un Rayo sin puntería


Dolorosa derrota del Rayo Vallecano ante el Leganés en Butarque por un tanto a cero. Los de Míchel cayeron derrotados ante un voluntarioso equipo local en un partido marcado por la falta de acierto de los delanteros rayistas ante el marco rival.

Primera mitad

Comenzó el partido con una jugada polémica muy protestada desde la grada de Butarque. Rebollo aprovechaba el despiste inicial de la defensa rayista para encarar a Alberto y caer fuera del área, presuntamente derribado por el portero del Rayo Vallecano. No indicó nada el colegiado en una jugada de la que nadie se acordó al final ya que el partido terminó con la victoria del Leganés.

Reaccionó bien el Rayo tras ese susto inicial, cogiendo las riendas del partido y entrando repetidas veces por la banda izquierda, estando Palacios cerca de abrir el marcador en un disparo que rebotó en un defensa y que se acabó marchando a córner por muy poco. Collantes se cambiaba de banda con facilidad y el Rayo controlada bien el partido, si bien le faltaba el acierto definitivo en el último pase y en el remate a puerta.

Pero iba a ser en el minuto 44 cuando iba a llegar la jugada más importante del encuentro, y en la que la fortuna no iba a acompañar al equipo dirigido por Míchel. Fue en un pase espectacular de Palacios hacia Collantes, ganando el siete rayista con rapidez la espalda de la defensa y buscando la conexión al primer toque con Armentano, estrellándose finalmente el balón rematado por el delantero rayista en el larguero local. Parecía que el balón se iba a introducir irremediablemente entre los tres palos y sin embargo ambos equipos se marchaban empatados al descanso.

Sin acierto en la segunda mitad

Movió ficha Míchel en el descanso, dando entrada a Zarandona por Rodri para reforzar un centro del campo que no acabó de hacerse con el control del partido en la primera mitad.

Pero el jarro de agua fría iba a llegar en el minuto 55, cuando Rebollo remataba de cabeza una falta lateral lanzaba magistralmente por Quero y adelantaba en el marcador al equipo local, en lo que iba a ser el único tanto del partido. Avisados estaban los jugadores rayistas del peligro del Leganés a balón parado, pero nada pudieron hacer ante el imparable remate que se coló pegado al palo de la portería de Alberto.

El partido entró entonces en una dinámica embarullada que Míchel intentó romper dando entrada a De Gomar por Collantes y Raúl Molina por Mainz, haciéndose el Rayo con el control del partido, pero sufriendo rápidos contraataques por parte del equipo local. Gracias a dos brillantes intervenciones por parte de Alberto el Rayo mantenía las opciones de remontar, aunque no iba a ser el día de los atacantes franquirojos. A pesar de las numerosas ocasiones generadas los delanteros del Rayo no iban a conseguir hacer diana en la meta de Raúl Moreno.

En el minuto 79 Armentano no era capaz de superar al portero local en un clarísimo mano a mano que debería haber terminado en gol, mientras que al minuto siguiente un remate de Luis López se marchaba fuera de manera increíble tras varios rechaces y con el portero totalmente superado.

El partido se consumía y Alberto se volvía a lucir manteniendo aún la esperanza de los rayistas de conseguir al menos el empate. Con el tiempo cumplido Raúl Molina conectaba con Armentano dentro del área, pero el nueve rayista remataba alto con su pierna mala en lo que fue la última ocasión de un desafortunado partido para los de Míchel.

La falta de puntería pasó factura

La falta de puntería pasó factura a un Rayo Vallecano que mantiene su disposición atacante y su mentalidad ofensiva, pero que pagó de nuevo un gol encajado a balón parado. Extrañas sensaciones las que viene dejando el Rayo Vallecano, que no juega tan mal como para ser criticado ya que el equipo mantiene la mentalidad ofensiva y lucha cada balón del encuentro, pero que tampoco consigue convertir las ocasiones generadas y convencer definitivamente con victorias y goles a la siempre fiel afición del equipo.

El triunfo de la Universidad LP deja al Rayo a siete puntos de la cabeza, empatado con Fuenlabrada y Pontevedra en el cuarto puesto de la clasificación y a la espera de recibir al At.Madrid B la semana que viene en Vallecas.

Leganés: Raúl Moreno, Cabero, Javi (Miguel Alfonso 65′), Aridani, Solano, Quero, Juli, Municio (Jorge 73′), Sequeiros (Santurino 73′), Rebollo y Tito.

Rayo Vallecano: Alberto, Albiol, Mainz (Molina 70′), Rubio, Coke, Collantes (De Gomar 55′), Luis López, Rodri (Zarandona 46′), Palacios, Armentano y Geni.

<