Principal > General > El balón no quiso entrar

El balón no quiso entrar

Refrito de www.rayovallecano.es

Dice la cultura popular futbolística que cuando no quiere entrar no entra, que el fútbol es así y que quien perdona lo termina pagando. Cualquiera de estas frases realmente valdría para resumir lo que sucedió hoy en Vallecas en la segunda derrota del Rayo en el Teresa Rivero en lo que va de temporada.

Y es que parece que el patrón de los partidos en casa es siempre el mismo. Equipo que llega a Madrid cerrado más o menos cerca de su frontal, media de cinco o seis cartulinas y media de dos llegadas al área rayista a lo largo del partido. Si hay suerte el mal menor será el empate. Si hay pegada y el Rayo no acierta, el choque se complica aún más. Y es que esa es la cuestión. Cuándo llega el gol del Rayo. Si tarda las cosas mantienen su curso y los minutos finales suelen marcar el resultado definitivo. Hoy no llegó.

Ocasiones hubo y esa es de nuevo la mejor noticia. Chupe, Palacios y Armentano (la más clara) en la primera parte y el sevillano de nuevo en la reanudación junto a Geni tuvieron las aproximaciones más claras en un partido que agonizaba con tablas y buenas intervenciones de Pablo hasta que el Negreira decidió salirse de la pauta. Con el Rayo volcado arriba, Suso salió de su parcela de lateral, llegó libre hasta la frontal y sirvió a Roberto Piñeiro para que sólo la tuviera que empujar. Corría el minuto ochenta y la segunda aproximación de los de Gelucho torcía las cosas como el día del Vecindario.

Con Geni, Raúl Molina, Armentano, De Gomar y Chupe en el campo los de Míchel lo intentaron hasta el final, pero en esta ocasión el gol salvador se resistió a entrar. En definitiva derrota del Rayo tras nueve jornadas sin hacerlo en un día en el que el que puso la iniciativa y la intención no se llevó los puntos. Oxígeno para los coruñeses en su primer triunfo a domicilio.

<