Principal > General > Árbitros deportivos deben recibir formación profesional

Árbitros deportivos deben recibir formación profesional

Refrito de Correo del Caroní

En fechas recientes han ocurrido decisiones arbitrales y de jueces deportivos, en el marco de las competiciones señaladas por el calendario 2005, en disciplinas del deporte profesional como béisbol y fútbol, deportes universales definidos como el lenguaje de los pueblos (Kofi Annan, discurso en la ONU, noviembre 2003).

Así tenemos el caso en EE UU donde el umpire Doug Eddings ayudó a los Medias Blancas de Chicago a ganar el segundo partido (12-10-05) de la serie de campeonato de la Liga Americana 2005. Marcó el árbitro el tercer strike, pero no el tercer out, dictaminó que la bola había pegado en el suelo antes de llegar a la mascota del receptor, incluso dijo que lo único de lo que se arrepentía, es no haber respaldado con mayor fuerza su decisión.

Este tipo de comportamiento arbitral también está presente en la Comunidad Económica Europea, donde un modesto club del fútbol profesional de segunda división B, el Pontevedra CF. fue perjudicado por una decisión arbitral.

El encuentro realizado el 18 de septiembre de 2005 entre el Pontevedra (como local) y el Rayo Vallecano (visitante), en el minuto 90 ganaba el Pontevedra 1-0 y con el handicap de tres expulsiones locales. En el minuto 96 ya perdía el Pontevedra 1-2, con dos expulsados locales más (entre ellos el entrenador).

En ese momento el árbitro suspende el partido tras conseguir el Rayo Vallecano el segundo gol, por el lanzamiento de 40 ó 50 almohadillas y botellas semivacías, pero el club Pontevedra CF. impugnó el partido porque, en el momento de ese segundo gol se hallaban presentes en el terreno de juego dos balones, según grabación en video, donde consta que un jugador del Rayo Vallecano recoge ese segundo balón, estando desarrollándose la jugada que termina en el gol del triunfo del equipo visitante.

El árbitro de este encuentro tenía que aplicar el reglamento que indica la necesaria interrupción del partido por la presencia de un segundo balón que pueda interferir en el juego, antes de que el equipo visitante convirtiera el segundo gol que lo puso a ganar con la ayuda del árbitro.

Estas decisiones arbitrales equivocadas, son las que han dado paso a las impugnaciones como derecho de los clubes deportivos profesionales afectados, por violaciones constitucionales, la ley y el reglamento deportivo respectivo.

Si bien en el caso del piloto de los Angelinos Mike Scioscia, protestó la decisión arbitral sin lograr que se modificara, no es menos cierto que en los millones de aficionados del béisbol quedó en sus mentes, luego de ver repetidamente en televisión desde diferentes ángulos la jugada, la decisión equivocada del árbitro principal y lo injusto del sistema arbitral de EE UU.

Pero en el caso del Club de Fútbol Pontevedra CF., existe la preocupación de los especialistas en derecho deportivo sobre la judicialización del fútbol, donde el derecho a impugnar resultados deportivos puede convertirse en el verdadero deporte nacional.

Para este grupo de especialistas en derecho deportivo, los tiempos han cambiado, hay demasiados intereses en juego. Un gol, un penalti, un fuera de juego, pueden suponer cientos o miles de euros, contratos posteriores de publicidad, contratos televisivos.

Sin embargo, para quienes estamos dedicados al estudio del derecho deportivo como alumnos y le hemos venido haciendo un seguimiento desde hace largos años, creemos que la solución a las decisiones arbítrales equivocadas, está en la formación académica, universitaria de los mismos.

Si analizamos el caso en el marco de la Unión Europea, tenemos que ha venido correspondiendo tradicionalmente a las federaciones deportivas, la labor formativa de los técnicos deportivos, en distintos niveles y en las más diversas modalidades, trayendo como consecuencia negativa que la formación de técnicos o entrenadores deportivos haya evolucionado en forma desigual.

La formación de árbitros en las diferentes disciplinas deportivas en el ámbito universitario, no ha tenido la importancia que el caso amerita, prueba de ello es que, es solo por resolución de 20 de noviembre de 1989, en España y concretamente La Universidad de León, funda o crea las especialidades de Educación Especial y de Educación Física (dentro del marco del área de expresión dinámica).

Es solo en 1999, que por declaración conjunta de los ministerios europeos de Educación, reunidos en Bolonia, en junio de ese mismo año, acuerdan para toda la Comunidad Europea dos titulaciones, la Diplomatura (pregrado) y Licenciatura (grado).

Podemos señalar que dentro de las nuevas titulaciones, se establecen académicamente las competencias del técnico medio y superior deportivo, como iniciar y perfeccionar la ejecución técnica y táctica de los deportistas, conducirlos durante la práctica deportiva durante su participación en competiciones, administrarles primeros auxilios, dirigir un departamento sección o escuela de su modalidad o especialidad deportiva.

Pero en el caso concreto de los árbitros, jueces, umpire, académicamente no se contempla nada para su formación, siendo que, hasta la fecha en España, no hay ninguna norma legal de carácter estatal que regule el ejercicio profesional de actividades técnico deportivas.

<