Principal > General > El Vecindario vuelve a ilusionar

El Vecindario vuelve a ilusionar

Refrito de Canarias 7

El Vecindario rozó un triunfo histórico en el estadio Teresa Rivero ante el Rayo Vallecano, en un partido que dominó en el marcador hasta los últimos tres minutos, cuando un cabezazo de Armentano significó el empate a uno ante uno de los favoritos de la categoría.

El Rayo Vallecano, instalado en la zona noble de la clasificación, recibía confiado a un Vecindario poco dañino como equipo visitante que rozó el triunfo. Los isleños no sabían lo que era vencer fuera de su estadio esta temporada y lo tuvieron muy cerca en uno de los terrenos más complicados de Segunda división B.

Mucho mérito tuvo el estudio que el técnico Pacuco Rosales había hecho del rival. Consciente de que la defensa de cinco hombres es difícil de romper en un campo de juego pequeño como el de Vallecas, plantó una poblada línea defensiva que no supo interpretar el equipo local hasta los últimos minutos del duelo cuando atacó a la desesperada.

El Vecindario apostó por la fuerza defensiva y la velocidad en jugadas de contraataque para hacer daño al rival que, poco a poco fue cayendo en la desesperación ante el apabullante dominio del esférico pero la escasez de oportunidades.

El Rayo comenzó a llegar a balón parado, con lanzamientos de Arregui, y por la banda derecha gracias a la habilidad de Albiol que no concretó sus jugadas con pases precisos. El Vecindario se fue estirando y comenzó a avisar al portero local, Alberto, de su peligro. Raúl Borrero y Aitor Goñi eran los primeros en probar fortuna y comprobar que la defensa rayista no estaba fina.

Además, si sus delanteros no aprovechaban las pocas oportunidades de las que disfrutaban, el panorama se ponía negro. Raúl Molina perdonaba la mejor ocasión, con un cabezazo sin oposición blando y el Rayo lo pagaba. El siguiente acercamiento del Vecindario acabó en gol y supuso un duro mazazo del que le costó levantarse. Una jugada por el costado derecho la culminaba Ciani, rematando a la red sólo y a placer.

Los planes del técnico visitante se cumplían, tenía el premio buscado y comenzó a defender con fuerza el marcador. El Rayo se hizo el dueño pero no encontró el camino del gol. Armentano y Raúl Molina, bien marcados siempre, no leyeron los centros de sus compañeros.

En la reanudación Míchel arriesgó pronto ante el panorama que se le presentaba. Sus jugadores seguían estrellándose contra la poblada defensa isleña y su consigna de entrar por bandas con Albiol y De Gomar, no era ejecutada por sus jugadores. Retiró del campo a un defensa, Olalla, para dar entrada al canterano Chupe. En el campo se quedó una defensa de tres jugadores en el Rayo pero el Vecindario no lo aprovechó, pues Guaya pudo marcar, fue asediado y acabó cediendo el empate.

Cambio táctico del Vecindario

Pacuco Rosales se inclinó por una defensa con cinco, con tres centrales, y la apuesta le proporcionó una grata sorpresa, pues el rendimiento del colectivo resultó del todo satisfactorio. Del 4-3-3 utilizado por Vidales, el Vecindario ha pasado a funcionar con un 5-4-1, con Borrero como referencia ofensiva.

Pacuco sabía que al Rayo se le paraba desde la fortaleza en la retaguardia y acertó de lleno. El sistema podría mantenerse en el futuro, aunque dependerá del tipo de partido que aguarde y del rival de turno.

Pacuco Rosales, «muy satisfecho»

Pacuco Rosales, técnico del Vecindario, se mostró satisfecho por el punto obtenido por sus jugadores en el estadio del Rayo Vallecano y destacó el derroche que realizaron. «Es un punto importante el que nos llevamos pero regresamos con la sensación de haber rozado la victoria. Hemos tenido una gran actitud, una entrega de diez de mis jugadores que han sabido defender en todo momento la calidad de un equipo tan fuerte como el Rayo Vallecano», manifestó. «Ha sido una pena encajar el gol de Armentano en los últimos minutos cuando nos veíamos logrando el primer triunfo fuera de casa. Pudimos hacer más daño a la contra pero nos faltó la suerte de sentenciar antes el partido. Pese a todo, me voy muy satisfecho de la imagen ofrecida y el punto logrado», explicó.

<