Principal > Femenino > Los clubes rechazan el nuevo modelo de Superliga

Los clubes rechazan el nuevo modelo de Superliga

El actual desencuentro entre Federación y clubes a raíz del nuevo modelo de Superliga se plasmó finalmente durante los partidos de Cuartos de Final de la Copa de la Reina disputados el pasado domingo.

Mensajes de protesta

Al igual que hicieran otros clubes, el Rayo Femenino posó en Torrejón con una pancarta reivindicativa en la que se podía leer NO a la imposición de la nueva Superliga de la RFEF. El proyecto contempla, entre otras cosas, la inclusión de los clubes masculinos profesionales de Primera y Segunda división, muchos de ellos militando en competiciones regionales o incluso carentes de sección femenina.

Esta posición, defendida por el seleccionador nacional Ignacio Quereda, choca frontalmente con la oposición de los clubes de la actual competición, cuya argumentación es la brutal diferencia de calidad que se daría entre equipos de categorías tan dispares, lo que llevaría a una evidente falta de competitividad en la liga.

Se da el caso curioso que contra la propuesta de Quereda luchan también los clubes teóricamente beneficiados, aunque de manera contraria: la falta de interés de los propios clubes profesionales se plasma en una escasa inscripción. Ahora, con el plazo expirado, queda por ver lo que ocurre finalmente con las plazas vacantes.

Competición descafeinada

En palabras de Pedro Martínez Losa, la reorganización de la Superliga tal y como se plantea daría lugar a una competición «descafeinada». «Son seis años dedicado al fútbol femenino y me encuentro muy decepcionado. Esta sensación se hace extendible tanto a cuerpo técnico como a jugadoras, y me consta también que esto se da en otros equipos; es una falta de respeto a los profesionales de este mundillo».

En esta línea, el entrenador rayista remarca casos flagrantes como el del Pozuelo, recientemente descendido a Nacional. Este club, con gran tradición futbolística femenina, sería excluido de la nueva Superliga en beneficio de inexistentes equipos de inferior calidad técnica. Al eliminarse ascensos y descensos en los dos próximos años, el conjunto madrileño quedaría irremediablemente a las puertas de su disolución.

Consulta: Remodelación del fútbol femenino

<