Principal > General > Recital goleador del Rayo

Recital goleador del Rayo

Refrito de www.rayovallecano.es

Quinto triunfo del Rayo en el campeonato de Liga, cuarto de forma consecutiva en un encuentro en el que el resultado final no refleja la calidad del oponente franjirrojo. Y es que pese a lo abultado del guarismo, Ourense y Rayo firmaron un choque en el que el ritmo y el gusto por el buen trato del balón fueron los protagonistas en el mejor partido jugado hasta la fecha.

Comenzó el encuentro con la única novedad en el Rayo de Manuel De Gomar en lugar de Collantes respecto al once inicial del pasado fín de semana en El Soto de Móstoles. Al contrario que frente al equipo azulón, los locales decidieron mandar desde el inicio y salir a por el partido.

Fruto de ello llegó el uno a cero. Anxo cerró por su banda natural una buena jugada colectiva que remachó el siete gallego a la escuadra de Alberto. Tras dos jornadas con marcador a favor el Rayo tenía de nuevo la difícil labor de tirar cuesta arriba y en sólo siete minutos devolvía las tablas al marcador. En un tiro espléndido de Míkel Arregi desde más de treinta metros, lograba el conjunto de Míchel no sólo un gol psicológico sino estadístico, ya que hasta la fecha ningún equipo había logrado batir en O Couto la meta de Michi. Por cierto, además de lejano el tanto es imparable.

Con las tablas en el electrónico el choque volvía al cauce marcado desde la pizarra. Míchel anticipaba los movimientos de Abelleira con la flexibilidad de jugadores como De Gomar y el propio Arregi en la zona ancha del campo. A tres minutos para el descanso Manuel De Gomar estuvo a punto de repetir lo logrado por Míkel, pero en esta ocasión la lógica se impuso al genial atrevimiento desde el centro del campo.

En la segunda parte el Rayo fue demoledor. En el minuto dos Luis López marcaba tras cesión de Arregi el 1-2 tras un tiro raso y seco ante el que nada pudo hacer Michi. El Ourense era ahora el que tenía que nadar contracorriente y el Rayo supo leer a la perfección lo que ya tenía a su favor.

A media hora para el final Coke Andújar bailó el baile de María Isabel en el córner de O Couto tras marcar ante Michi el tercero de la tarde gestado de nuevo en un gran latigazo de Luis López desde la frontal. La fiesta de los seguidores rayistas tuvo su colofón sólo tres minutos después. En el sesenta y seis, la sociedad creada por Armentano y Albiol generaba de nuevo su crédito tras una contra del valenciano cerrada en plancha y con la cabeza por el ítalo-argentino. La celebración junto a la valla vallecana es de las que seguro marcan huella en la memoria de una afición sin parangón.

De ahí al final sólo destacar el ímpetu de Geni, las ganas del Ourense por morir arriba y el toque de un Rayo Vallecano que sigue creciendo a pasos agigantados. Sólo un dato, el Ourense había recibido tres goles en seis jornadas. Hoy en noventa minutos el Rayo le hizo cuatro. El liderato está a tiro de piedra.

<