Principal > General > La grada de Alicante fue un clamor contra Iniesta a pesar de la victoria

La grada de Alicante fue un clamor contra Iniesta a pesar de la victoria

La crisis, sí, la misma que sufre el españolito de a pie, ha llegado al fútbol empezando por los más humildes. Tras más de cincuenta años fuera del fútbol profesional el Alicante C.F. conseguía su preciado ascenso en el verano de 2008. Los errores de una directiva, la toma de decisiones a la ligera y la promesa del Ayuntamiento que nunca se cumplió, han dejado al equipo dirigido por Granero al borde de la desaparición.

Un clamor contra Iniesta

Abocado a la suspensión de pagos y a 24 horas de la visita del Rayo, el club decidió someterse a un concurso de acreedores voluntario con un plan de viabilidad. La inyección de liquidez pública nunca llegó y la sombra del actual Levante es alargada, y más aún la de los casos ya lejanos de desaparición de clubes, como el Málaga y el Burgos.

Lo más grave del caso es que la decisión de la Junta Directiva llegó tras conocer que los propios jugadores tenían previsto instar el concurso de acreedores, y no lo hicieron por la promesa de salvación y pagos por parte del Presidente del Consejo.

Ayer, mientras que el Rayo naufragaba en el Rico Pérez, Juan Antonio Iniesta aguantaba el chaparrón de insultos, con una Teresa Rivero a su derecha que tenía aún peor cara por lo que estaba viendo sobre el césped.

<