Principal > Opinión > Juande ya no es el mismo que era

Juande ya no es el mismo que era


Decepción, fiasco, chasco, engaño, desilusión, burla, desengaño, frustración, desencanto e incluso “cagada” y de las gordas. Ya no me salen más adjetivos para definir lo que he sentido hoy al escuchar las declaraciones de D.Juande Ramos, entrenador del real madrid (lo pongo en minúsculas porque este club no me merece respeto ya, y no le quito lo de “real” porque se lo puso Alfonso XIII y ya no se puede defender). Míster, esperaba más de usted, de verdad.

¿Qué tendrá el club de las mocitas madrileñas que a uno le cambia la forma de ser? ¿Será el aire de la Castellana o el dinero que todo lo tapa? No sé.

Decir que la forma de tirar el penalti de Casquero es una falta de respeto ya es pasarse tres pueblos. Ese estilo de lanzamiento nace en la final de la Eurocopa de 1976, cuando el jugador checoslovaco Panenka marca contra Alemania, pero es que después lo han hecho Zidane, Gascoigne o Ribéry, y casi todos con el mismo resultado: pifia, ridículo, etc… y suficiente cruz ya lleva el getafense para lo que resta de temporada.

Pero lo que ya es sancionable, o por lo menos reprochable desde el sentido común, es decir que lo que le hace Pepe a Casquero no es para tanto. Copio y pego sus palabras textuales: “cómo voy a pensar que mi jugador quiere agredir, si de verdad hubiera querido hacerlo lo habría hecho, son dos patadas al aire sin intención de hacer daño”.

Penalti, expulsión, doble agresión a un jugador que está en el suelo, puñetazo a otro, insultos graves al retirarse, entrar al terreno de juego a celebrar un gol estando expulsado, etc… al Mono Burgos le cayeron doce partidos hace años, a David Navarro siete meses por su persecución y puñetazo a Burdisso contra el Inter y a Juanito cinco años por su pisotón a Matthaus. Juande, de verdad, me has decepcionado.

<