Principal > Primer Equipo > El balance perfecto entre posesión y profundidad
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

El balance perfecto entre posesión y profundidad

Faltan tres partidos para terminar la temporada y todos los encuentros son finales para los equipos con carencia de puntos. La presión ambiental suscita en los jugadores un hándicap en la concentración y en el normal desarrollo de sus habilidades. Las necesidades del Granada generaron cierta ansiedad de juego que, a medida que avanzaban los minutos, se fueron volviendo más y más en contra.

Lucas Alcaraz planteó un esquema con las líneas de juego muy adelantadas y el Rayo Vallecano supo aprovecharse de esa circunstancia. El juego ofensivo por banda izquierda, a menudo en busca de la finalización de Piti, terminó siendo demasiado evidente. Los grandes espacios libres a espalda de la última línea defensiva fueron bien vistos por el Rayo, que estuvo cerca de estrenar el marcador desde diferentes puntos del área en la primera parte.

La circunstancia que realmente amplió las diferencias entre ambos equipos fue la expulsión por doble amarilla de Brahimi. Tras ella, los de Jémez gozaron de la posesión de balón sin oposición, marcando un ritmo alto de partido para desesperación de la grada local. El conjunto narazí confiaba sus pocas opciones a las jugadas a balón parado, desde saques de esquina muy cerrados para beneficiarse de la poca maniobra de actuación, hasta jugadas de estrategia en saques de banda. De una u otra forma todas las acciones terminaban siendo recuperadas por el Rayo, convirtiéndose en peligrosas contras.

Además, la gran comunicación de la línea defensiva rayista se traducía en una reacción inmediata a cualquier fallo individual de otro compañero, fortaleciendo el conjunto y asegurando la recuperación de balón. La seguridad de Trashorras y Saúl, aportando calidad en la circulación de balón en la medular, aumentó el desgaste físico del rival como recurso clave para neutralizar cualquier intento de remontada.

Por otra parte, la inteligencia de conjunto en la ocupación de espacios libres y la creación de líneas de pase, facilitó a Rochina, Falqué y Larrivey ocasiones de resolución en la fase de finalización. La solvencia en la movilidad del equipo elaborando jugadas en profundidad y amplitud de ataque, limitó la creatividad del Granada que se ocupaba de improvisar replegándose.

En resumen, una victoria que confirma la evolución del equipo en los últimos dos meses y que demuestra que la combinación adecuada entre la posesión y la profundidad de juego aumenta mucho las posibilidades de éxito. Gran trabajo a nivel individual y colectivo que permitirá disfrutar de los partidos que restan sin la presión de la tabla clasificatoria, y por extensión de un año más de la franja en Primera División.

Vanessa Niño (@Neskavk) es una vallecana de pura cepa, Técnico de Sonido, Entrenadora de Fútbol y Técnico Superior en Actividades Fí­sicas y Deportivas. Actualmente trabajando en Telemadrid y entrenando en el Vallecas C.F. Rayo Herald quiere agradecer su participación como colaborador habitual en este diario.
2 comments
Luminusus
Luminusus

La segunda vez que certificamos nuestra permanencia contra el granada :-)

Luminusus
Luminusus

La verdad es que con 1 menos se diluyeron... 29 pases seguidos y no presionaron a ningún jugador...

<