Principal > Primer Equipo > Demasiada diferencia para evitar el dolor
Héctor Sánchez / Rayoherald.com
Héctor Sánchez / Rayoherald.com

Demasiada diferencia para evitar el dolor

Dos equipos con objetivos y presupuestos muy dispares marcan una intensidad de juego en la que la calidad individual supera a la creatividad en conjunto. Los partidos se plantean hipotéticamente sobre los aspectos conocidos intentando contrarrestar de la forma más eficaz el juego del rival. Cuando la realidad es otra y diversos factores afectan directamente al desarrollo fluido del juego colectivo, el entrenador tiene la responsabilidad de tomar decisiones que obliguen al equipo a reaccionar de manera inmediata.

Es indiscutible la calidad técnica de los jugadores del Real Madrid y lo más sencillo hubiera sido retrasar las líneas de juego para proteger la meta de Rubén. Los hombres de Jémez saltaron al campo manteniendo el ritmo de juego que marcaba el rival. La ineficacia ante los espacios creados daba ventaja a la velocidad de jugadores como Cristiano o Bale que rompían con verdadera facilidad el orden dispuesto.

Tanto Arbilla como Rat tenían que mantener las marcas para evitar complicar el trabajo posterior a los centrales, pero cada espacio que se cedía en la progresión de juego rival era una oportunidad clara de gol. La falta de profundidad se ganaba en amplitud, pero el duro trabajo de Trashorras y Saúl proporcionando pases con eficacia mermaba la posibilidad de finalización de la jugada. Toda perdida de balón era reconvertida en una veloz contra del Real Madrid, donde lo más inteligente era intentar obstaculizar las líneas de pase, puesto que la presión individual se complicaba a medida que avanzaba el encuentro.

Además de las imprecisiones ofensivas, la falta de acierto en las decisiones en acciones a balón parado anulaban una minima opción de estrenar el marcador. Los errores previos a los goles volvieron a ser desajustes en los repliegues defensivos. La lentitud en la presión tras la perdida de balón facilitó constantes llegadas que complicaron en demasía el trabajo de Rubén. Los movimientos sin balón en este tipo de partido son un trabajo de apoyo al juego colectivo.

La importancia de dar solución a una situación compleja de un compañero -o interceptar las líneas de pase obligando al rival a reubicarse- no fue atendida para minimizar el abultado resultado en contra. Complicado el papel del guardameta rayista en estos partidos donde el marcador final no refleja su trabajo bajo palos.

A pesar de los errores, la intensidad de juego y la calidad individual del rival, el Rayo Vallecano siguió peleando hasta el pitido final. Donde de verdad deberán demostrar la constancia en el trabajo será en el próximo encuentro en casa contra el Celta de Vigo. Los rivales directos son el verdadero objetivo.

Vanessa Niño (@Neskavk) es una vallecana de pura cepa, Técnico de Sonido, Entrenadora de Fútbol y Técnico Superior en Actividades Fí­sicas y Deportivas. Actualmente trabajando en Telemadrid y entrenando en el Vallecas C.F. Rayo Herald quiere agradecer su participación como colaborador habitual en este diario.
2 comments
rafa
rafa

Paco disfruta sólo con su ficha millonaria...El día del Celta Tebas, el hombre fuerte del Rayo y componente de la extrema derecha española, tocará la tecla para que -de nuevo y van- el arbitro nos regale otro penalty fraudulento. Así será difícil descender este año!!!

Jose_ol
Jose_ol

Aún no entiendo como todo el mundo cuando juega contra estos equipos, su frase favorita es "vamos a disfrutar", de qué? Del chorreo que nos van a meter.

RVBucs
RVBucs

@rafa Macho, estas fatal. Tú debes de ser de los que en ocasiones ve muertos, ¿no?.

rafa
rafa

@RVBucs  el muerto eres tú...aficionado alfombra de la directiva!!!

<