Principal > Primer Equipo > El Rayo encuentra la salida del laberinto
Héctor Sánchez / Rayoherald.com
Héctor Sánchez / Rayoherald.com

El Rayo encuentra la salida del laberinto

Cualquier enfrentamiento contra un rival directo se considera una final. Como tal los aspectos positivos y negativos de cada equipo se acentúan. Hay equipos a los que les puede la presión, el estrés y la responsabilidad individual. Sin duda que todos ellos son factores a dominar dentro de un vestuario.

Sin embargo, a otros el protagonismo les motiva y les ayuda a catalizar de manera positiva la ansiedad del juego. El entrenador es capaz de controlar la situación previa y administrar el estado de euforia que podría desestabilizar a nivel psicológico lo que tanto cuesta a nivel físico.

En este caso, la UD Almería saltó al campo con la idea persistente de replegar rápido y salir en velocidad para encontrar un Rayo desordenado. Rápidamente los de Francisco se encontraron con todo lo contrario. La vuelta del doble pivote Trashorras-Bueno volvió a funcionar a la perfección, canalizando juego a los laterales y en arropándose bien en el apoyo defensivo.

La situación de ambos conjuntos obligaba a un juego vertical en busca del gol, pero a medida que pasaban los minutos sólo lo intentaba un equipo. Acostumbrados a los fallos en marcaje -que tantos goles han costado a los hombre de Jémez esta temporada- en esta ocasión las tornas cambiaron y un saque de esquina propició un despiste aprovechado por Bueno para estrenar el marcador.

Cuando se juega con el marcador en contra lo más fácil es adelantar líneas, presionar más en la medular y obligar al rival a aumentar el ritmo de juego. Esta opción puede ser contraproducente puesto que las perdidas de balón implican unas transiciones ataque defensa que se suelen pagar caras. De todas esas situaciones sacaron partido Iago Falqué, Bueno y Rochina, mostrando una perfecta asociación en beneficio del juego ofensivo.

Sin lugar a dudas el protagonista del partido fue Larrivey, quien gracias a una inteligente comunicación con sus compañeros y de la sincronización en movimientos ofensivos sin balón, se anticipaba a la jugada intuyendo la mejor opción para finalizar con más o menos precisión. La mejor forma de despistar al rival es el factor sorpresa. No hay nada como pensar en las características propias de un jugador para anularlo, pero cuando demuestra que también posee calidad técnica desbarajusta hasta las defensas más forjadas.

A pesar del buen resultado, no hay que dejar escapar que el gol del Almería se produjo por un error de marcaje en una jugada rápida. Fallos, en este caso de un Raúl Baena muy cansado, que se producen a nivel individual y que afectan a la toma de decisiones colectiva.

Como resumen, conclusiones positivas después de tres victorias marcadas por la mejora tanto en actitud como en el desarrollo del juego. La superación se demuestra partido a partido y el convencimiento de la comunidad vallecana está en los niveles máximos de la temporada.

Vanessa Niño (@Neskavk) es una vallecana de pura cepa, Técnico de Sonido, Entrenadora de Fútbol y Técnico Superior en Actividades Fí­sicas y Deportivas. Actualmente trabajando en Telemadrid y entrenando en el Vallecas C.F. Rayo Herald quiere agradecer su participación como colaborador habitual en este diario.
2 comments
Luminusus
Luminusus

Como me dolió el gol en contra... además les dió alas.. 1 sólo tiro entre los tres palos y lo clavaron...

Aún así gran puesta en escena de los nuestros... FORZA RAYO.

No se Vanessa que pondría pero yo  sacaría a:

(LARRI : FALQUÉ : BUENO : ROCHINA : SAÚL : TRAHORRAS : RAT : GÁLVEZ : ZÉ CASTRO : ARBILLA)

[Baena, Viera, Nacho, Lass, Longo y cobeño en el banquillo]

MartinMJuanP
MartinMJuanP

Hola Vanessa, interesente artículo.


Con la vuelta de Saúl tú que dos mc sacarías?

<