Principal > Perfiles > Soriano, un abonado a primera

Soriano, un abonado a primera

Si durante el partido de ida frente al Almería Suso fue el protagonista de nuestra sección por significar la juventud y la proyección dentro del equipo andaluz, esta vez es el turno de hablar de alguien que representa la veteranía y la experiencia en el terreno de juego: Fernando Soriano -24 de septiembre de 1979, Zaragoza-.

Poco o nada importa que Soriano sea con 34 años el jugador de campo más veterano de la plantilla almeriense. A día de hoy continúa siendo pieza clave dentro del equipo, como así lo demuestran los minutos acumulados esta temporada. Tanto es así que por sus botas pasan muchas de las opciones del club de permanecer en la máxima categoría al finalizar la presente campaña.

Porque a Fernando Soriano no le ha hecho falta pertenecer a grandes conjuntos para saber lo que es la presión por jugarse algo importante. Porque muy pocos jugadores puede presumir de su palmarés, en el que figuran nada menos que cuatro ascensos a primera división. En este sentido, el jugador maño puede convertirse en el talismán del Almería esta temporada.

Y no es que haya tenido un papel secundario en estos logros, para nada. Soriano ha sido un referente en los equipos que ha acompañado en su retorno a la liga principal, siendo sus actuaciones fundamentales para conseguir el objetivo. El primer gran éxito llegó en el Recreativo en la temporada 01/02, cuando recién llegado del Zaragoza B participó en 39 partidos y llevó al Decano a primera.

Su buen hacer le sirvió para regresar a casa, aunque esta vez como integrante de la primera plantilla del Zaragoza. ¿Y qué paso ese mismo año? Pues sí, que Soriano volvió a conseguir un nuevo ascenso.

Desde 2005 viste la camiseta del Almería, salvo una temporada que defendió los colores de Osasuna. En estos años, Soriano ha tenido tiempo de ser actor principal en otro dos ascensos y pasar a formar parte de la historia del equipo rojiblanco. Rinde en prácticamente cualquier posición, aunque la mediapunta y el pivote son las demarcaciones en las que ofrece su mejor versión. Sacrificio, intensidad y un buen manejo del balón son las virtudes del auténtico “pulmón” del Almería.

1 comments
<