Principal > Opinión > Del Francisco de la Hera al Chaban-Delmas
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Del Francisco de la Hera al Chaban-Delmas

Nadie, absolutamente nadie sabe quién la compró ni dónde. Imagino que sería en uno de esos puestos de toda la vida situados en Payaso Fofó, incluso estoy casi seguro que sería en la previa de un partido a las 11:30 horas, nada de las 12 horas de siempre. Igual vino el Mollerusa o el clásico Castilla del buitre, juro que no lo sé ni me acuerdo. Cientos de partidos estuvo anudada en la muñeca, al cuello, en la cintura en días de mucho calor y alguna vez casi olvidada en las viejas barras oxidadas de la lateral de la Albufera. Miles de kilómetros en su algodón franjirojo y una manía, “la bufanda se lava sólo si el Rayo pierde…cosa que no era muy complicada”.

Como toda historia de amor esta tiene un comienzo platónico, un nudo con altibajos y un desenlace que a veces se torna trágico, otras épico y la mayoría de ellas lacrimógeno. La de mi bufanda acabó en el Francisco de la Hera de Almendralejo allá a finales de junio de 1999. El Rayo ganaba 0-2 el partido de promoción de ascenso contra el Extremadura de Benítez y a escasos diez metros de mi un chaval de no más de diez años lloraba desconsolado por su equipo. Iba con su padre y su abuelo, incapaces ante el desaliento sólo nos veía celebrar el partidazo del equipo. En su cuello anudada su bufanda, la del año histórico y único en 1ª división. Me acerqué y le cambié la bufanda, sí, la misma que me acompañaba desde mi infancia. Seguro que a este chaval con síndrome de Down no le valió para nada ni acalló su rabia por el triste final de su equipo, pero creo que era la única forma que tenía de ser yo elegante tanto en la victoria como en la derrota con sus familiares y con él.

Esa bufanda allí se quedó regalada y a mucha honra, pero menos mal que tenía una hermana gemela de la que tampoco sé de sus inicios. Las dos habían viajado a Extremadura en el Peugeot 205 rojo de 1985 y sólo una volvía a Vallekas…la misma que más poco tiempo después fue a Burdeos, al Estadio Jacques-Chaban-Delmas, a vivir una de las noches más épicas de la historia de la Agrupación Deportiva Rayo Vallecano, la misma que estará este sábado ondeando al viento en el minuto 24 contra el Almería, cuando 14.700 almas canten a la vez el “Fue hace más de 80 años, un buen día viste la luz, eres el orgullo de un barrio obrero…”.

<