Principal > Opinión > La “Peña Bufanda”

La “Peña Bufanda”


Hace unos cuantos años, en uno de esos programas deportivos nocturnos con los que tantos acariciamos a la vez la radio y la almohada —y en los que sólo se habla del Rayo a partir de la una y media de la madrugada— escuché al periodista Tomás Guasch hablar de forma jocosa de un grupo de aficionados “insignificantes” representados en una ficticia “Peña Bufanda”.

Lo cierto es que el comentario, en su contexto, tenía su gracia, pues para nada despreciaba a los aficionados de los equipos pequeños, sino todo lo contrario. Con el comentario, el propio Guasch representaba en la bufanda el sentir de los que se sienten pocos, o se sienten pobres.

Mientras las camisetas de marca se han llevado a los estadios para lucirlas, los chándales de lujo para deslumbrar y las botas deportivas de más de cien “pavos” para pisar más fuerte que nadie, la bufanda siempre ha sido el símbolo de la discreción. Una especie de cosa “engurruñada”, arrugada y la mayoría de las veces poco visible.

No conozco a nadie que haya presumido de tener una bufanda Puma, o Adidas. Ni siquiera Errea. Tampoco a nadie que haya llegado a Vallecas, ni a cualquier estadio, dándoselas de: “¡Me he comprado una bufanda Nike que lo flipas!”.

La bufanda es el atrezzo más discreto del negocio del fútbol, y el más barato. En Vallecas, que falta dinero para casi todo, es la prenda estrella de un estadio que va a lo barato.

Los amigos de Presa, los de Javi, los de Gelo, los Bukaneros y los antibucaneros, los del megáfono de Paco Peco, Marquitos el que sale en Canal Plus, Lola la del femenino, los “pelotas”, los antiPresa, Miguelito el

Crack del Foro, Rayistacontento, el abonado número tres, los trece detenidos, el chavalín de seis años, mi padre que está en el cielo, los padres, las madres, las abuelas, los abuelos y los hermanos rayistas que también están en los cielos y hasta alguno en el infierno, todos ellos, todos, están unidos por la misma bufanda: la que cruza cielos, infiernos, abrazos y desavenencias con una simple y sencilla franja roja.

A todos nos une una misma bufanda, aquella que tan pronto protege de fríos como se airea al viento cuando nos entran los calores de la victoria. El sábado, contra el Almería, todos deberemos ser parte de una misma peña: la “Peña Bufanda”. Ese día está prohibido dejar la bufanda en el cajón: la tuya, la de tu abuelo que se quedará en casa por culpa de la gripe, la de tu hermano que está ganándose la vida en el extranjero, la de tu chica, la de tu chico, la que te vas a comprar antes de entrar al campo porque, oh sorpresa, ¡¡eres de los que no tiene bufanda del Rayo Vallecano!!

Este sábado es el día clave. La cita: el minuto 24. El motivo: ¡UN BUFANDEO HISTÓRICO! El sábado 15 de marzo de 2014, alrededor de las 18:24 horas, Vallecas deberá convertirse en una única bufanda: la bufanda más grande “jamás contada”. Esa tarde yo no dejaré la mía guardada en el cajón. ¿Y tú, olvidarás la tuya?

5 comments
richir
richir

Enorme articulo,yo no podre estar, pero espero que se pueda realizar porque sera una maravilla y a mas de uno se nos saltaran las lagrimas de ver que pedazo de aficion tenemos

anto_vk
anto_vk

a ver si es verdad y lo hace la gente o no...

Luminusus
Luminusus

uffff!! como se están volcando los de rayoherald con el bufandeo.. se cuece algo entre los aficionados.. el poder de la pluma supera el de la espada y el dinero... los cánticos de la afición cobran su peso... ahora más que nunca 10000 voces espoleando a los nuestros para que cuando sientan sus piernas cansadas tengan algo por lo que seguir corriendo...

¡Qué lejos está el 15 de Marzo!

Fjmb68
Fjmb68

Cuenta con la mia y la de mi hija

hxcrayoakajmartinpresa
hxcrayoakajmartinpresa

enorme artículo. grande luquero como siempre. Como ya dijistes es tiempo de ceder y no de pedir. Parece que por fin, todos están poniendo de su parte para que el rayismo vaya en bloque y sean uno.

<