Principal > Primer Equipo > El Barça ahoga al Rayo en su realidad
Fotografía/Rayoherald.com

El Barça ahoga al Rayo en su realidad

post20140216-1
El Rayo Vallecano volvió a salir humillado de su visita al Camp Nou. El equipo franjirrojo sirvió en bandeja la victoria a los azulgranas, que desde el primer minuto marcharon por delante en el marcador. El resultado final, 6-0, pudo ser incluso más abultado debido a los tremendos problemas defensivos de los visitantes.

Hiriente dosis de realidad la que se trajo el Rayo a Vallecas tras su efímero paso por Barcelona. Los de Jémez salieron escaldados del estadio barcelonista, con una goleada merecida y dejando una imagen a la altura de sus peores encuentros de la temporada. Si bien una derrota frente a uno de los equipos más ricos del mundo es el resultado más lógico y menos sorprendente, resulta más llamativa la desidia con la que los rayistas entraron en el partido.

En desventaja desde el primer minuto

Una vez más, y la cuenta ya se perdió hace tiempo, el conjunto vallecano vio cómo el marcador se ponía en su contra prácticamente desde el pitido inicial. Adriano fue el primero en aprovechar la falta de intensidad defensiva en la zaga rayista. El brasileño trazó la diagonal desde su flanco izquierdo rumbo a la frontal del área con una facilidad pasmosa. Arbilla, encargado de custodiar esa banda, llegó tarde y no pudo impedir que el culé cruzase el balón y marcase el primero de la noche.

El gol animó a los del Tata Martino, que se adueñaron del partido mientras el Rayo parecía más centrado en intentar sacar el balón jugado desde la defensa que en volcarse ante el área rival. Iniesta, con una volea desde el medio del campo, y posteriormente Messi y Pedro, con sendas ocasiones que acabaron en la madera, pudieron aumentar el marcador.

No obstante, el gol no tardaría en llegar y sería el propio Messi quien lo marcaría a falta de 10 minutos para el descanso. Arbilla perdía el balón en la medular en un pase horizontal interceptado por Cesc, quien profundizaba con el ’10’ para que este aprovechase el boquete abierto en la defensa franjirroja. Rubén, a media salida, solo pudo ser espectador de lujo ante la perfecta vaselina lanzada por el delantero azulgrana. El tanto enervó a Jémez en el banquillo y éste no dudó en señalar al lateral navarro, a quien sustituyó minutos más tarde por Tito.

La primera mitad llegó a su fin con un resultado prácticamente inigualable para los de Vallecas, quienes apenas se habían acercado al área de Valdés en una ocasión de Falque que acabó repeliendo el conjunto local. Más allá de esta oportunidad, el cuadro franjirrojo fue incapaz de mostrar atisbos de creatividad y fluidez que pudiesen sorprender a un acomodado Barcelona.

Bueno y Trashorras se mostraron lentos e inseguros en la circulación, a lo que hay que sumar unos minutos de lo más discreto en ataque por parte del citado Falque o el desaparecido Rochina. El jugador cedido por el Blackburn Rovers al menos mejoró en la segunda parte, aunque lo hizo con el encuentro ya decidido.

Goleada en la segunda mitad

No en vano, a la hora de partido el Barça ya había marcado otros dos tantos. Primero Alexis sentenciaba en otra clara muestra del despropósito defensivo rayista en el Camp Nou. Las numerosas pérdidas de balón de los visitantes propiciaron que el equipo se descolocase y regalase huecos de escándalo al contrario.

Más tarde sería el tridente formado por Iniesta, Cesc y Pedro el encargado de hacer bueno el agujero negro en que se había transformado la defensa vallecana. El manchego tiró una pared de lujo con el ‘4’ azulgrana, quien cedió dentro del área para que Pedro sumase el cuarto gol del choque.

El tanto transformó por completo al conjunto visitante en el pelele con el que se divirtieron los locales. El Rayo pasó a correr detrás del balón sin posibilidad alguna de hacerlo suyo. Destrozado en lo físico, de nuevo concedió enormes facilidades para que el Barcelona continuase aumentando el marcador. El quinto tanto lo anotaría Messi, quien entró en el área contraria a placer para batir a Rubén.

Zé Castro evitaría minutos después el sexto para los de Martino, en una de las pocas intervenciones positivas del portugués. A su lado, Saúl también se vio desbordado en labores defensivas y no pudo equilibrar su actuación con su habitual ímpetu. Arriba, apenas Larrivey dio muestras de intentarlo y a punto estuvo de conseguir la recompensa del gol, mas su disparo con la zurda fue repelido por Valdés. El argentino fue sustituido por Longo, quien no entró en juego en los pocos minutos de los que disfrutó.

En cambio, quien sí los aprovecharía tras salir desde del banco, sería Neymar. El azulgrana firmaba el último gol de la noche con un imparable disparo desde la frontal que se insertó en la escuadra de la meta de Rubén. La media docena de azotes dados por el líder al cuadro vallecano se antoja como justo castigo a una actuación trufada de congoja e impotencia.

El paupérrimo balance de goles en contra de los franjirrojos (58) sigue aumentando y lo peor de la visita a la Ciudad Condal fue el modo en que se esfumó el indicio de recuperación rayista mostrada ante el Málaga hace solo unos días. Frente al Sevilla comprobaremos si fue simple coincidencia de una tarde de febrero o si sigue pululando en el olvido como sucedió en Barcelona.

Ficha del partido

Ficha del partido

FC Barcelona: Valdés, Alves, Piqué, Adriano, Puyol (Mascherano, 67′), Cesc, Busquets, Iniesta, Alexis, Messi (Tello, 73′) y Pedro (Neymar ,61′)

Rayo Vallecano: Rubén, Zé Castro, Mojica, Arbilla (Tito, 41′), Saúl, Baena, Trashorras, Rochina, Falque, Bueno (Viera, 61′) y Larrivey (Longo, 72′)

Goles: 1-0, Adriano (1′), 2-0 Messi (35′), 3-0 Alexis (52′), 4-0 Pedro (55′), 5-0 Messi (67′), 6-0 Neymar (88′)

<