Principal > Primer Equipo > Más de lo mismo
Héctor Sánchez / Rayoherald.com
Héctor Sánchez / Rayoherald.com

Más de lo mismo

Cuando se enfrenta el equipo más goleado de la liga contra uno de los más goleadores, con 35 puntos de diferencia y márgenes de rendimiento tan distintos, el resultado es un puzzle difícil de componer para el equipo más pequeño. Cuando un club no proporciona una plantilla con opciones, las medidas desde el banquillo se aplican a la desesperada, incluyendo el perfil del 11 inicial a lo largo de la semana con las bajas y los recambios disponibles.

En el otro lado del campo un equipo que contó con una minima dificultad inicial. Las dimensiones del terreno de juego no son cómodas para desplegar un sistema que posibilita tanto la profundidad como la amplitud en el centro del campo. A veces los fallos de un equipo no son tácticos ni técnicos. La falta de concentración y de atención en los movimientos rivales son factores muy complejos de manejar desde los banquillos. Reforzar la zona central para dar salida de juego a banda y crear posibilidades con cierto peligro es una teoría que se esfuma cuando la velocidad de juego del contrario impide cualquier iniciativa.

Una vez más el gran problema del Rayo Vallecano volvió a materializarse en los excesivos espacios que quedan al descubierto en la línea defensiva. E contrario aprovecha con velocidad y precisión las oportunidades que terminan signficando un gol em contra con bastante frecuencia. Al fútbol hay que jugar con inteligencia, teniendo en cuenta que la colaboración entre jugadores es más importante que el propio éxito individual. Un claro ejemplo es la acción de Diego Costa cediendo un gol y engañando al guardameta, punto de reflexión para más de un jugador rayista.

Otro factor de riesgo es el tan controvertido inicio de jugada. El Rayo, sus jugadores y su entrenandor vuelven a fallar regalando el gol de manera incomprensible. Había que tener en cuenta que el Atlético de Madrid presiona de tal manera que hasta un balón en largo disputado en la medular se puede convertir en una contra de alto riesgo. La toma de decisiones es un criterio individual. Un entrenador debe dejar que el jugador se sienta útil y responsable para bien o para mal de cada una de esas decisiones.

Cuando un equipo al cuarto de hora de partido tiene el marcador en contra y falla un penalti tiende a deshacerse a todos lo niveles. Es importante mencionar que a pesar de los errores y las contrariedades en ningún momento en el Rayo Vallecano dejó de intentarlo. Después de una sucesión de derrotas aparecen los rumores de cambio de entrenador, olvidando a los que elaboran las plantillas y cometen el error de no incorporar jugadores con cualidades y condiciones dignas de la categoría. Sin recursos efectivos los entrenadores no podemos hacer magia, sólo seguir intentándolo.

Vanessa Niño (@Neskavk) es una vallecana de pura cepa, Técnico de Sonido, Entrenadora de Fútbol y Técnico Superior en Actividades Fí­sicas y Deportivas. Actualmente trabajando en Telemadrid y entrenando en el Vallecas C.F. Rayo Herald quiere agradecer su participación como colaborador habitual en este diario.
1 comments
pepevallecano
pepevallecano

de acuerdo sin recursos el entrenador no puede hacer milagros  y en el rayo hay  0 €    de acuerdo

¿  y de los regalos defensivos  repetitivos  que me dices ?   y de la cabezoneria  de paco  y que ademas de sentirse culpable y no poner remedio  ?   como dice no cambiar  que lo despidan   total ya nos  ha mandado a 2ª

<