Principal > Primer Equipo > El Rayo se abona a la calamidad
Héctor Sánchez / Rayoherald.com
Héctor Sánchez / Rayoherald.com

El Rayo se abona a la calamidad

post20140107-1
Vallecas sigue siendo terreno estéril para el Rayo. Los de Paco Jémez estrenaron 2014 con una nueva goleada ante su afición, en este caso frente al Villarreal, equipo que aprovechó con éxito el amplio repertorio de debilidades de los locales vapuleándoles con un contundente 2-5.

Primera decepción del año

Primer partido del año y primera decepción para el aficionado franjirrojo, que vio cómo los suyos siguen abonados al desconsuelo. Por quinto encuentro liguero consecutivo los rayistas salieron derrotados de su propio estadio, sumando unos números que despiertan cualquier impresión menos optimismo. Por cada gol que este Rayo ha marcado en su terreno de juego ha recibido al menos dos tantos, lo que invita a un escenario de lo más desesperanzador.

El último escarnio al que se vieron sometidos los franjirrojos provino de uno de los equipos que mejores sensaciones está dando esta temporada. El Villarreal de Marcelino arrasó Vallecas con la contundencia de un grande y sin descuidar las labores defensivas. No obstante, los visitantes fueron los primeros en sufrir problemas, cuando Gálvez estrellaba en el larguero un latigazo a saque de falta. Mas según los escasos 6.000 aficionados locales comenzaban a esperanzarse con la imagen dada por su equipo hasta ese momento, llegaron dos goles del cuadro amarillo en un abrir y cerrar de ojos.

Facilidades defensivas

Apenas habían transcurrido 12 minutos cuando primero Uche y después Perbet habían situado un rotundo 0-2 en el electrónico que desmoronaba toda ilusión en los vallecanos. Las tremendas facilidades defensivas provocaron que los villarrealenses batiesen a Cobeño con una facilidad pasmosa. Dos ocasiones, dos goles. La misma historia se repetiría durante el resto del encuentro, demostrando a los de Jémez que de poco sirve obsesionarse con poseer el balón si no se es capaz de ser incisivo y acertado con la pelotita entre los tres palos. Precisamente fue la madera quien frustró otra oportunidad de los rayistas cuando mediada la primera mitad Viera no acertaba en un mano a mano muy escorado con Asenjo.

Volcado en cerrar esta primera parte con una menor ventaja en el marcador, el Rayo concedió grandes espacios de los que bien disfrutó el Villarreal en cuanto tuvo ocasión. Dicho momento llegó a falta de unos minutos para el descanso. De nuevo Perbet, a pase de Moi desde la resquebrajada banda derecha vallecana, batía a Cobeño en un gol calcado al segundo.

Con este panorama desolador tocaba encarar la segunda mitad a un equipo del que solo se pudo salvar la insistencia de Lass en banda y el ímpetu de Saúl, quien acompañó a un desaparecido Trashorras en la medular. Mojica y Nery Castillo fueron los hombres de refuerzo en sustitución de Tito y Adrián al comienzo de los segundos 45 minutos.

Estreno goleador de Nery Castillo

El mexicano se estrenaría como goleador en Primera División con el Rayo, pero para entonces el resultado en contra de su equipo era calamitoso. Uche anotaría dos goles más antes del minuto 65 de juego, lo que hacía prever un resultado absolutamente escandaloso. El primero de ellos lo logró después de que Aquino aprovechase la autopista en el carril central que le tendió la zaga rayista, incapaz de aprender la lección de movimientos a la contra impartida por el cuadro de Marcelino. En el tanto que completaría su triplete se beneficiaría del rechace de Cobeño después de un duro lanzamiento de falta de Trigueros, otro de los destacados en el equipo castellonense junto a Moi Gómez.

Abrazado al bochorno, el Rayo apenas dio un par de coletazos que acabaron con fortuna en gol. Ambos estarían protagonizados por Nery, quien batió a Asenjo primero de disparo cruzado a pase de Trashorras y en los últimos minutos desde el punto de penalti. Mención especial a la riña de vergüenza ajena que protagonizó el mexicano con Jonathan Viera por ejecutar la pena máxima a falta de segundos para el fin de un encuentro en el que el posible gol carecía ya de importancia: La actitud quedó como muestra inequívoca de la peligrosa descomposición que sufre el equipo a estas alturas de campeonato.

Sin apenas tiempo para la reflexión será ahora el turno de la Copa. El próximo jueves llegará el Levante a Vallecas, en un choque intrascendente para los intereses de un Rayo que no debe ver el vaso medio lleno por estar a solo 3 puntos de la salvación ya que son muchos los agujeros a tapar para que todo el poco líquido que le queda no se pierda camino de Segunda.

Ficha del partido

Ficha del partido

Rayo Vallecano: Cobeño, Tito (Mojica min. 46), Gálvez, Rodri, Nacho, Trashorras, Adrián (Nery Castillo min. 46), Saúl, Lass, Viera y Bueno (Embarba min. 64).

Villarreal: Asenjo, Mario, Musacchio, Dorado (Pantic min.54), Jaume, Costa, Pina, Trigueros, Moi Gómez (Bruno min. 70), Hernán Pérez (Aquino min.46), Uche y Perbet.

Goles:0-1 Uche min. 10, 0-2 Perbet min. 11, 0-3 Perbet min. 40, 0-4 Uche min. 55, 0-5 Uche min. 63, 1-5 Castillo min. 65, 2-5 Castillo min. 89.

<