Principal > Reportajes > Un partido para la historia
Fotografía / Diario As
Fotografía / Diario As

Un partido para la historia

El compromiso del Rayo Vallecano de este domingo frente al Atlético de Madrid trae a la meroria uno de esos partidos, pocos aunque suficientes, que engalanan la leyenda de la franja roja en sus casi 90 años de historia.

La gente de la calle recuerda partidos y goles que no se olvidarán en la vida: el gol de Felines ¡de cabeza! al Getafe, que dio el primer ascenso a 1ª División; las victorias ante el Real Madrid con gol de Ezequiel Castillo o ante el Barcelona en el Nou Camp, con gol de Bolo; o el de Pachón al Zamora, del último ascenso a 2ª División. Aquí comienza el repaso de otro de esos partidos que han entrado en la historia del Rayo Vallecano con letras de oro.

Fútbol en Mayúsculas: Rayo Vallecano 4 – 4 At.Madrid

Un Rayo recién ascendido recibía en Vallecas al Atlético de Madrid. No se habían disputado nada más que doce partidos y el equipo ya era último en la tabla con 6 puntos y 6 negativos, tras haber ganado en casa dos partidos (Celta y Valladolid), empatado uno (Mallorca) y perdido dos (Real Madrid y R. Sociedad). Fuera de casa a los de Felines no les había ido mucho mejor: derrota en el Nou Camp por 7-1 (con gol del honor de Zapatera), derrota por la mínima en Castellón, Pamplona y Tenerife, y más abultadas en Las Gaunas (2-0) y La Romareda (3-0).

Los antecedentes eran poco halagüeños y nadie se esperaba lo que iba a ser “una de las más bellas historias de fútbol” vividas en el estadio de la Avda. de la Albufera. Los que pudieron vivirlo in situ hablan de una orgía de fútbol en mayúsculas sobre el barro.Con unas gradas abarrotadas y ocho goles en el minuto 64 se escribió una gesta con nombres como Futre, Hugo Maradona, Baltazar, Berg, Férez, Pizo Gómez o Sánchez Candil entre otros.

Contar lo que pasó esa tarde de noviembre no es fácil. Ya en el minuto 3 el Rayo perdía 0-1 con gol de Ferreira y en el 15 Futre le había hecho un “roto” a Cota. Pero era una tarde especial para un jugador enorme: Hugo Maradona.

Fotografía / Diario As

Fotografía / Diario As

Las crónicas hablan de un futbolista que ese día se doctoró y se licenció a la vez. El hermano de Diego había llegado a Vallecas con el aura marcada en sangre y eligió para ese día al mejor compañero de viaje, el noruego Berg. Entre ambos remontaron al Atlético tres veces e incluso pudieron ganar el partido si un tiro de Botella no se hubiera estrellado en el palo o el árbitro hubiera pitado un posible penalti de Abel al escurridizo jugador rayista.

No fue una buena temporada para el Rayo Vallecano

Ese Rayo estaba lleno de leyendas, desde la más grande en forma de “Gran Capitán” con Cota (aunque en esa época era Juanito el que portaba el brazalete), hasta la portería con Férez. Enfrente un Atlético con una delantera para el recuerdo: Futre y el brasileño Baltasar. Entre medias apellidos ilustres que cruzarían sus destinos con el tiempo: Sabas, Pizo Gómez, y otros que se recuerdan por Vallecas con regusto a calidad y buen fútbol: Sánchez Candil, Argenta, Zapatera,…

No fue un año de éxitos para los rayistas porque el verano traería un descenso tras quedar en el puesto 20º, en lo que había sido la segunda experiencia en la élite del fútbol español, pero el partido contra los del Manzanares no se ha olvidado aún. Ya la portada del AS lo dejaba claro el lunes 27 de noviembre de 1989: “En Vallecas, el delirio”, con foto del primer gol del Atlético: Falta que saca Bustingorri para que Ferreira remate libre de marca al fondo de la portería de Férez, sin que ni Juanito ni Ibarrondo puedan hacer nada por impedirlo.

Un espectáculo para quitarse el sombrero

En páginas interiores Luis Miguel González lo titulaba “Brillante espectáculo” con foto de Futre y Baltazar celebrando un gol abrazados, y palabras como: “Vaya, de antemano, nuestro más sincero aplauso para los dos equipos que ayer, en Vallecas, dirimieron los puntos en litigio. Si hubiera llevado sombrero me lo hubiera quitado en honor del Rayo y del Atlético de Madrid por el brillante espectáculo deportivo que ofrecieron”.

Fotografía / Diario As

Fotografía / Diario As

Eran “veintidós guerreros en busca del triunfo” que muy pronto se decantó por el lado colchonero, cuando apenas transcurrido un cuarto de hora Botella se confiaba en un pase hacia la línea de defensa, y por allí aparecía el más listo de la clase, Futre, y ponía el 0-2 en el marcador.

El Rayo no se rendía tan fácilmente, y recordando al “matagigantes” de los años setenta, intentaba la machada antes del descanso con goles de Hugo Maradona y Berg tras el gol de Baltazar. Cinco goles en el descanso eran ya muchos goles. Para después del bocadillo quedaban los dos penaltis que marcaron Juanito y Baltazar, y el éxtasis con el gol del empate definitivo de Berg.

Ficha del partido

Ficha del partido

Rayo Vallecano: Férez, Cota, Sánchez Candil, Ibarrondo, Juanito, Berg, Quique Ramos (Vivanco 73′), Hugo Maradona (Zapatera 79′), Argenta, Sabas y Botella.

At.Madrid: Abel, Pizo Gómez, Donato, Ferreira, Tomás, Abadía (Aguilera 70′), Manolo (Marina 79′), Alfredo, Bustingorri, Baltazar y Futre.

Goles: 0-1 Ferreira, 0-2 Futre, 1-2 Hugo Maradona, 1-3 Baltazar, 2-3 Berg, 3-3 Juanito, 3-4 Baltazar, 4-4 Berg.

4 comments
jcmf
jcmf

¡QUÉ SUERTE DE SER DE VALLECAS y haber vivido 51 años a su lado y 35 de socio! Uhmmm... hay muchos momentos, no sólo éstos. Y es que... el buen jamón, el que se rifaba en las gradas en el intervalo de los partidos, sólo sabía bien cuando, ganando o perdiendo, sabíamos que íbamos a llenarnos de pasión: algunos sólo se apuntan a los que más dan o consiguen, pero nosotros a lo envidiable de vivir épicas. Que no nos falta nunca la pasión.

incredulo
incredulo

Me aburre leer articulos sobre el rayo del siglo pasado. Estamos en el siglo XXI y la plantilla es la que es, y el futbol del siglo XXI no tiene nada que ver con el futbol de hace 100 años, cuando se jugaba con cinco delanteros. Tenemos que hacer 24 puntos para salvarnos y me parece algo imposible.

Tony
Tony

Qué recuerdos! fue mi primer partido en Vallecas! inolvidable!

<