Principal > Primer Equipo > Atrapados por la monotonía de la derrota
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Atrapados por la monotonía de la derrota

El equipo que se ve inmerso en una racha negativa de derrotas y tiene que asimilar urgentemente los errores propios para poder progresar. Independientemente del resultado, no se puede caer en la monotonía: el análisis previo de un partido se realiza con datos de un rival que por defecto funcionaria de ese modo. Después, amoldamos nuestro juego al mismo y sobre la marcha modificamos según la interpretación real.

Esquema de partida

De partida, salir con un sistema de juego especialmente ofensivo nos puede allanar el camino. Si las carencias son grandes, también puede desarmar el esquema inicial a medida que se desarrolla el juego. Los de Jémez, cargando todo el peso ofensivo a banda, encontraron el punto débil del Granada, superando la línea atacante de Brahimi, El-Arabi y Piti y encontrando cómodos espacios para crear juego con peligro. Pero a pesar de todo, los múltiples fallos y factores añadidos volvieron a costar una derrota.

Nunca se debe culpar de los males de un equipo a las decisiones arbitrales. Acertadas o no, dirigen el rumbo de un encuentro cuando un jugador es expulsado. En segundos un jugador condiciona un partido por una acción de forma consciente o inconsciente, obligando al técnico a tomar decisiones tácticas de emergencia. No sólo los errores de conjunto se pueden achacar a fallos posicionales. La actitud de un jugador que recibe amarilla, sobre todo en posiciones previas a zona de gol, marcan el desarrollo posterior del juego.

Juego condicionado

Que en los primeros 45 minutos del encuentro tengas a los dos centrales y a un lateral con amarilla condiciona en exceso el plan de juego. Alcaraz procuró aplicar una presión constante ante la sólida posesión rayista, con rápidas recuperaciones y cambios posicionales. El factor sorpresa en las jugadas a balón parado genera un problema muy preocupante en el Rayo Vallecano. Es cierto que se pueden ensayar todas las variantes posibles, pero en la practica hay demasiados factores que complican estas acciones en un partido.

No sólo son factores entrenables. Los aspectos psicológicos también están muy presentes, la concentración y la atención a los movimientos rivales son puntos fundamentales. Tanto los saques de banda como los saques de puerta adquieren protagonismo tanto para defender como para atacar. Por ello, la buena o mala comunicación del equipo es el reflejo de estas situaciones.

Una vez más hay que hacer referencia a la preocupante carencia de gol del Rayo Vallecano. La falta de un jugador con características puntuales sería clave para aprovechar los esfuerzos frustrados de hombres como Lass y Jonathan Viera. Aunque la situación en la tabla clasificatoria pueda afectar, creer en un proyecto se sustenta con trabajo diario y mejoras personales. A eso se debe aferrar el conjunto de Paco Jémez para quebrar la monotonía de la derrota.

Vanessa Niño (@Neskavk) es una vallecana de pura cepa, Técnico de Sonido, Entrenadora de Fútbol y Técnico Superior en Actividades Fí­sicas y Deportivas. Actualmente trabajando en Telemadrid y entrenando en el Vallecas C.F. Rayo Herald quiere agradecer su participación como colaborador habitual en este diario.
<