Principal > Primer Equipo > Juguete roto
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Juguete roto

post20131215-1
El Rayo Vallecano sumó una nueva derrota en su estadio, en esta ocasión ante el Granada. Los franjirrojos jugaron más de la mitad del partido con un hombre menos al ser expulsado Nacho por doble amarilla, la segunda de las cuales recibida en el minuto 42 al interpretar Muñiz Fernández que el lateral simuló un penalti en el área rival. La impotencia del conjunto local tuvo como testigos a poco más de ocho mil espectadores.

Perder y más perder

Desde hace dos meses, el Rayo solo sabe perder en Vallecas. Desde que en octubre lograse una victoria apurada ante la Real Sociedad, el conjunto dirigido por Paco Jémez suma 0 puntos de 12 posibles en su estadio, cayendo con mayor o menor estrépito frente a rivales directos salvo en el caso del Real Madrid. Al igual que hicieron Valladolid y Espanyol, el Granada supo exprimir las carencias de un equipo que fue de más a menos y que acabó dejando una imagen muy discreta en su juego.

Con la novedad de Bueno en el once por el sancionado Saúl, los rayistas empezaron con intensidad. Gálvez en lanzamiento de falta fue el primero que probó a Roberto, quien despejó su disparo con alguna complicación. Posteriormente fueron Galeano, con un remate de cabeza, y Viera quienes estuvieron cerca del gol, pero de forma progresiva los locales fueron perdiendo pegada ante un Granada muy ordenado.

Aviso de El-Arabi y gol de Fran Rico

No obstante, la primera gran ocasión cayó del lado visitante, cuando transcurrida media hora de encuentro El-Arabi fallaba de forma clamorosa con la portería vacía. El delantero nacido en Francia se bloqueaba una vez superado Rubén y acababa desperdiciando una clarísima oportunidad para los suyos. Quien sí acertaría unos minutos más tarde sería Fran Rico. Su falta botada desde el lateral no fue despejada ni rematada. El portero rayista se comía el centro y el Granada se adelantaba en el marcador.

Lo peor para el Rayo estaba por llegar. A falta de unos minutos, Muñiz Fernández expulsaba a Nacho por fingir una caída en el área. El colegiado no dudó ni un segundo cuando vio caer al lateral franjirrojo. La proporcionalidad de la medida quedaba claramente en entredicho cuando en la segunda parte no expulsaba por el mismo motivo al ex-rayista Piti.

Ante esta situación Paco apostó por plantarse en la segunda mitad con defensa de tres sustituyendo a Galeano por Mojica. El colombiano estuvo muy desafortunado y falto de físico. El resto de compañeros también dieron una imagen de impotencia y juego previsible durante los segundos 45 minutos. Apenas pudieron salvarse detalles puntuales de Bueno y Lass en un nuevo naufragio de los rayistas ante los suyos.

Incapacidad con resultado de derrota

Pese a la incapacidad atacante, los franjirrojos tuvieron un par de ocasiones para empatar un encuentro que quedaría sentenciado en el tramo final. Riki daba la puntilla al Rayo después de una mala salida de Rubén, que dudó y certificó una actuación muy pobre bajo los palos.

Mal sabor de boca el que sigue dejando este Rayo, perdido en la búsqueda de lo estético y dejando de lado la única clave que puede salvar a la nave franjirroja: la actitud. Las buenas sensaciones dejadas en Vigo semanas atrás parecen borradas del mapa, mero espejismo, y acaban por convertirse en excepción a la regla. Retomarlas será fundamental para rascar algo positivo en Bilbao en la próxima jornada. Entre medias, un descafeinado choque ante el Valladolid se perfila como oportunidad para que los menos habituales se fogueen y el equipo vuelva a confiar en sí mismo.

Ficha del partido

Ficha del partido

Rayo Vallecano: Rubén, Tito, Galeano (Mojica min.46), Gálvez, Nacho, Baena (Falque min. 81), Trashorras, Bueno, Viera (Nery Castillo min. 75), Lass y Larrivey.

Granada: Roberto, Foulquier, Mainz, Murillo, Angulo, Iturra, Yebda (Recio min. 57), Fran Rico, Brahimi, Piti (Pereira min. 82) y El – Arabi (Riki min.71).

Goles: 0-1, minuto 34, Fran Rico con una falta lateral que se cuela ante la confusión de la zaga y de Rubén. 0-2, minuto 88, Riki aprovecha una mala salida de Rubén para sentenciar el choque.

<