Principal > Primer Equipo > Bocanada de aire en el descuento
Fotografía / efe.com

Bocanada de aire en el descuento


Un gol en el descuento permitió al Rayo Vallecano no caer hasta el último puesto de la clasificación. El equipo franjirrojo empató a dos tantos frente al Betis después de que los sevillanos se adelantasen en dos ocasiones. El doblete de Bueno sirvió para contrarrestar la situación.

Complicaciones en la línea defensiva

Merecido empate del Rayo en el Benito Villamarín. Los dos últimos clasificados de la Liga se medían en un encuentro ambos afrontaban en situación muy complicada, con grandes dudas sobre su futuro en la categoría y una ansiedad e inoperancia patente en los recientes partidos disputados ante Sevilla y Espanyol respectivamente.

De nuevo Jémez se encontró con enormes complicaciones para configurar su línea defensiva. Ante la plaga de lesiones optó por volver a retrasar a Saúl al centro de la zaga y poner como acompañante a Galeano. El argentino firmó una primera parte mala. Lento al corte, despistado con los marcajes y autor de un claro penalti a Amaya que el árbitro pasó por alto y que podía haber dejado contra las cuerdas a su equipo.

Raúl Baena fue el elegido para acompañar a Trashorras en la primera línea del medio del campo. El juego de ambos durante la primera mitad fue gris, a merced de un equipo el Betis que se mostró muy metido en el encuentro. Los visitantes incurrieron en numerosas faltas para intentar frenar a los verdiblancos, pero no pudieron impedir el primer tanto de un exrayista como Amaya. El defensor remató a placer un córner mediada la primera parte. Para entonces Paco ya había sustituido a Iago Falqué por Bueno, cambio que acabó dando la razón al técnico gracias a los dos goles del madrileño.

La primera mitad fue casi un monólogo de los locales. Sara, meta local, apenas entró en juego mientras sus compañeros presionaban con intensidad y agobiaban a un cuadro franjirrojo muy desdibujado, ramplón en su juego y nulo en ideas creativas. A punto estuvo de castigarlo Jorge Molina al borde del descanso, pero el disparo centrado del delantero fue atajado por Cobeño para alivio de los visitantes.

Segunda parte franjirroja

A la salida de los vestuarios se dio otro partido bien distinto. El Betis dio un paso atrás, mas logró la primera oportunidad de la segunda mitad. Rubén Castro remataba al larguero de forma excepcional un gran centro de Vadillo. La jugada acabaría segundos más tarde en el área local en tanto para el Rayo. Bueno aprovechaba un balón no atajado por Sara y empataba el encuentro. El ’23’ rayista se encontraba en posición muy dudosa después del primer disparo de Viera pero el gol subió al marcador.

La igualada dio alas a los de Jémez, que dominaron el encuentro sin grandes ocasiones de gol. Para la anécdota del bochorno, los gritos racistas a Lass por parte de una afición del Betis que dejaban en papel mojado la pancarta exhibida antes del inicio del encuentro. Sobre el césped los franjirrojos agotaron sus cambios con la entrada de Adrián y Nery Castillo por Trashorras y Larrivey respectivamente. De este modo, el técnico visitante agotaba los cambios y por un momento el Rayo estuvo muy cerca de quedarse con uno menos en el último cuarto de hora por lesión de Galeano, quien finalmente se recuperó.

El central argentino fue testigo de lujo de la pifia de Cobeño en el segundo gol bético. El portero despejaba mal un balón colgado al área que acababa en las botas de Verdú. El catalán elevaba el balón desde fuera del área para hacer el segundo de su equipo y dar un respiro a Pepe Mel, cuestionado por los malos resultados y el pobre juego de los suyos.

A su vez, el tanto resultaba un mazazo muy doloroso para un Rayo que se veía capaz de superar a su rival pero se veía hundido por un nuevo error propio. Con la rodilla en tierra a punto estuvo de llegar el gol de la sentencia obra de Rubén Castro, que perdonó en dos ocasiones, la segunda de ella sacada por Cobeño en línea de gol.

Pese a ello, el último empujón hacia el área sevillana sonrió al Rayo. Cuando el partido entró en el descuento Viera colgaba un balón medido a la espalda de Jordi Figueras que controlaba Bueno con magnífica precisión. El ex del Valladolid batía a Sara con un disparo colocado con la izquierda y sacaba a los suyos de los puestos de descenso en lo que es, en plena jornada 15, el primer empate de los vallecanos en la temporada.

<