Principal > Opinión > Rayistas en serie

Rayistas en serie


Cada vez que veo semivacías las gradas del estadio de Vallecas me pregunto qué se podría hacer para llenarlas, si existe algún método que yo desconozco que permitiera fabricar “rayistas en serie” para abarrotar un estadio que jamás terminará de llenarse.

Ya sabemos que el Rayo no cuenta con el tirón mediático de los dos grandes, ni con el apoyo enfervorecido de cien millones de seguidores en todo el mundo. Tampoco sus arcas acumulan cientos de millones de euros, ni tiene estrellas rutilantes que, tan pronto meten goles, como venden camisetas a mansalva.

Lo que sí tiene el Rayo Vallecano es carisma, y eso le hace diferente. Ese carisma, ese ser diferente respecto al resto de equipos, ha permitido que los guionistas de la serie “Vive Cantando” que Antena 3 Televisión viene emitiendo desde el pasado 3 de septiembre, se fijen en él. Vallecas y el Rayo Vallecano son los protagonistas de esta serie de ficción que arrasa en el “prime time” de la noche de los martes, tras la emisión de “El Hormiguero”.

Lo que sí tiene el Rayo Vallecano es carisma, y eso le hace diferente

En ella, una de las tramas se desarrolla en el Bar “El Caño”, regentado por “Mariano Benítez”, exjugador del Rayo Vallecano que le hizo un caño al mismísimo Prosinečki en el estadio Santiago Bernabéu. El bar aparece decorado con banderas, fotos y bufandas del Rayo Vallecano, y hasta hace poco con una camiseta con el número 2 a la espalda. Basten estas referencias para que cualquier aficionado rayista pueda hacer comparaciones con la realidad que conoce.

“Vive Cantando” comenzó a rodarse en abril en localizaciones al aire libre en Vallecas (Bulevar de Peña Gorbea, Plaza Vieja, calle de Peña Trevinca junto al Estadio del Rayo Vallecano, Parque del Cerro del Tío Pío, colegio El Madroño, Avenida de Monte Igueldo…) y también en un plató cinematográfico en Navalcarnero, donde se han recreado calles y edificios de Vallecas casi al milímetro. Estar en ese plató, se lo aseguro, es estar en Vallecas.

Por vez primera, una serie de televisión tiene como protagonista a un equipo de fútbol y por primera vez se trata a Vallecas con respeto, fuera de los estereotipos que todos conocemos y hemos padecido. Quienes llevamos semanas, meses, acudiendo a grabaciones, hablando con los actores, sabemos el cariño que están poniendo en ello.

Hace unas semanas pude entrevistar a algunos de los actores de “Vive Cantando”. Entre ellos está Víctor Sevilla, que interpreta el papel de “Jeco”. Víctor no sólo es vallecano, también recuerda con cariño cómo siendo pequeñito tenía su abono en el fondo donde ahora no hay grada, y cómo casi podía tocar a Wilfred, entonces portero del Rayo Vallecano.

Víctor recuerda con cariño cómo siendo pequeñito tenía su abono en el fondo donde ahora no hay grada

Volviendo al inicio de este comentario, “Vive Cantando” puede ser una buena manera de fabricar rayistas en serie. Que cada martes, durante una hora y media, el Rayo Vallecano esté presente en más de dos millones y medio de hogares es una campaña de imagen que nadie podría imaginar, ni siquiera soñar.

El Rayo, su directiva, la afición, no deberíamos dejar pasar esta oportunidad. De momento, Paco Jémez y parte de la plantilla ya han grabado un “cameo” para el capítulo que se emitirá el próximo martes 3 de diciembre. Y este domingo, frente al RCD Espanyol, todos podremos agradecer a los actores que dan vida a “Mariano”, “Candela”, “Ceferino” y “Jeco” el cariño que ponen a sus personajes porque estarán allí, es decir, aquí, sobre el césped del Estadio de Vallecas.

“Vive Cantando” es para los rayistas, en el fondo, la única manera de que el Rayo Vallecano entre cada martes por la noche en millones de hogares. En definitiva, una buena serie para hacer afición entre quienes no nos conocen lo suficiente; en serio.

<