Principal > Primer Equipo > Jémez: “Lass a veces me enamora y a veces me saca de mis casillas”
Héctor Sánchez / Rayoherald.com
Héctor Sánchez / Rayoherald.com

Jémez: “Lass a veces me enamora y a veces me saca de mis casillas”

Lass Bangoura ha recuperado su mejor versión en los últimos partidos. Tras ser sustituido antes del descanso ante el Almería y arrancar desde el banquillo frente al Real Valladolid, el guineano vuelve a gozar de la confianza de Paco Jémez, que ha contado con él para disputar casi la totalidad de minutos en los tres últimos encuentros.

Amor y desesperación a partes iguales

“Hay que entender cómo es. Hay veces que me encanta verle jugar al fútbol y veces que me exaspera y me saca de mis casillas. En todos los partidos hay un poco de esas dos cosas, pero ya me voy acostumbrando. Así es Lass y así hay que entenderlo”, confesaba el técnico del Rayo Vallecano después del partido en Balaídos.

Jémez explicaba las sensaciones que le deja en cada partido el joven extremo, capaz de lo mejor y de lo peor durante los noventa minutos de juego: “Hay veces que te enamora y veces que quieres salir al campo y ahogarlo. Hay que trabajar para que mejore, pero indudablemente es capaz de levantarte del asiento por una jugada y también es capaz de levantarte del asiento cuando no hace lo que tiene que hacer”.

4 comments
Turerayo
Turerayo

me pasa igual que a Paco, pero siempre le aplaudo aunque no le salga o no elija la opción correcta, creo que nos va a dar muchos puntos este año

BukaneroJudas
BukaneroJudas

Lass es un crack, si le asientant un poco la cabeza sera de lo mejorcito del rayo

Rulo
Rulo

Lass genio, siempre intenta lo mejor aunque esté un poco de la olla. Necesita que se le guíe poco a poco, pero es un crack!!

Lightning
Lightning

Creo que esto es lo que sentimos todos cuando vemos jugar a este muchacho. Si no tuviera los fallos que tiene, no estaría en el Rayo asi que nos tendremos que conformar con las alegrías que nos da de vez en cuando. Algo que se valora siempre en Vallecas es el esfuerzo y al chaval no se le puede negar.

<