Principal > Primer Equipo > El equilibrio conduce a los puntos
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

El equilibrio conduce a los puntos

Cuando dos equipos con una idea similar de juego se enfrentan suele ser el mejor posicionado en el campo es el que consigue llevarse los tres puntos. Para ello, la solidaridad individual en beneficio del buen funcionamiento grupal supone el complemento definitivo al planteamiento del técnico.

Las claves de la victoria

La diferencia que marcó el ritmo de juego entre Celta y Rayo Vallecano fue la iniciativa y velocidad implícita muy bien administrada a lo largo de todo el encuentro por parte de los franjirrojos. Como punto de partida los de Jémez mantuvieron una correcta ocupación racional del terreno de juego, todo ello acompañado de un perfecto equilibrio entre líneas.

La clave del éxito fue el apoyo constante de todas las piezas del juego. La progresión, con velocidad y presión a la hora de recuperar balones, desequilibró a los celestes obligándoles a reorganizarse de manera permanente.

El Celta, por su parte, tenía clara la estructura para contrarrestar la táctica de Jémez, pero la agilidad de los visitantes sorprendió tanto en la respuesta con balón como en el posicionamiento en apoyo. La tan criticada línea defensiva -con Arbilla de nuevo como central- realizó un excelente trabajo tanto en marcaje como en creatividad de juego.

Espacios detrás de la defensa

La medular estuvo bien resguardada por Trashorras y Saúl. Ambos distribuyeron el juego en acciones rápidas buscando la profundidad en inesperadas combinaciones. El equipo de Luis Enrique generaba muchos espacios entre líneas, bien aprovechados en recuperaciones, creando en pocos segundos una peligrosa contra difícil de solventar.

En el apartado negativo, las perdidas de balón en los saques de banda sigue siendo un punto débil a tener muy en cuenta. Un único despiste se puede pagar muy caro y Rafinha estuvo cerca de echar al traste el buen partido del Rayo por culpa de una mala secuencia de decisiones en un simple saque de banda en campo propio.

En cuanto a los factores decisivos, la insistencia en llegadas por banda -gran parte de ellas protagonizadas por Lass y por Embarba- facilitaban el trabajo con gran presencia en el área de Jonathan Viera y Larrivey. Los autores de los goles trabajaron en perfecta armonía a la hora de escalarse en las llegadas a la zona de gol. Aún así, la falta de precisión de cara a portería sigue siendo otro factor importante que debe ser mejorado.

En resumen, victoria merecida gracias al gran ritmo de los vallecanos, que no temporizaron el juego con el balón en los pies. Sin lugar a duda, la gran capacidad de recuperación en las transiciones defensa-ataque, unida a la más que acertada actuación del meta Rubén, permitió que el Rayo Vallecano volviera a casa con tres puntos muy importantes en el bolsillo.

Vanessa Niño (@Neskavk) es una vallecana de pura cepa, Técnico de Sonido, Entrenadora de Fútbol y Técnico Superior en Actividades Fí­sicas y Deportivas. Actualmente trabajando en Telemadrid y entrenando en el Vallecas C.F. Rayo Herald quiere agradecer su participación como colaborador habitual en este diario.
3 comments
BukaneroJudas
BukaneroJudas

Me ha gustado el articulo, pero tambien hay que resaltar que no grandes fallos de la defensa. Desluego que si el rayo sigue en esa estalla, las cosas van a ir a mejor

Vallekas
Vallekas

El patadon arriba de ruben en la mayoria de jugadas en este partido, resulto mejor ke el intento cabezudo d salir kon el balon controlado desde atras. A veces despejar el peligro resulta mejor ke jugartela atras. Se nos han ido muchos puntos por este tema.

r1924
r1924

no hubo fallos defensivos graves como contra levante,malaga,sevilla,osasuna,valladolid y valencia por lo tanto toca ganar si seguimos evitandolos nos mantendremos en mitad de la tabla porque el rayo es un jugon pero por favor los regalos ni en reyes.

<