Principal > Primer Equipo > Un repaso frustrado
Héctor Sánchez / Rayoherald.com
Héctor Sánchez / Rayoherald.com

Un repaso frustrado

post20131102-1
Esfuerzo, entrega, buen juego, falta de definición, errores atrás. El Rayo no se dejó ninguno de estos ingredientes en el cóctel que sirvió ante el Real Madrid. Los de Paco Jémez rozaron la épica pero acabaron ahogados cerca de la superficie en un encuentro que tardará en olvidarse en Vallecas y que acabó con apretado 2-3 para el equipo merengue.

Enorme despliegue sin final feliz

Se cumplió el sueño de Jémez. El conjunto rayista dio un señor repaso al Real Madrid. Nadie duda de ello tras ver lo sucedido en el estadio vallecano, mas la eterna condena de los franjirrojos, su candidez defensiva y su incapacidad goleadora, impidió que el sueño tuviese un final feliz. Frente a uno de los equipos con más presupuesto del mundo, plagado de jugadores extraordinarios en lo técnico, demoledores en ataque, los locales disputaron uno de los mejores partidos de la temporada.

Cuesta creer que con la intensidad que puso el Rayo sobre el verde su posición a estas alturas sea la de último clasificado. Será difícil creerlo. Más fácil es explicarlo. Fallos, errores, imprecisiones imperdonables, de las que Paco califica como propias “de niños”. Ahí radica el problema de un equipo que sí dio la cara contra un rival de “la otra Liga” pero que olvidó hacerlo en la última semana contra los que al fin y al cabo serán sus rivales directo por evitar caer a Segunda.

Se repitió la historia de inicio

No obstante, los franjirrojos siguieron un guion muy similar al que se dibujó sobre El Sadar días atrás. A los 2 minutos de encuentro Cristiano Ronaldo ya había batido a Rubén por primera vez, en una jugada sencilla y directa. El portugués encaró a Gálvez, de quien se desprendió con una facilidad alarmante para plantarse solo ante el meta gallego.

De nuevo, un tanto en los minutos iniciales ponía el partido cuesta arriba a los vallecanos. El hecho de que fuese el Madrid hacía épica la escalada, mas el cuadro local quiso exhibir sus buenas formas ante todo. Lo logró y acechó la meta de Diego López. Saúl, uno de los destacados durante todo el partido, estuvo muy cerca de batirle segundos después del tanto madridista.

El Rayo quitó el balón a los de Ancelotti mostrando un nivel impropio de un farolillo rojo e incluso logró el empate con gol de Iago Falqué pero el tanto fue anulado por un tonto fuera de juego de Viera.

Jarro de agua fría y reacción con los cambios

Y entonces llegó el segundo. Bale redujo a cenizas el esfuerzo de Arbilla por tapar la banda izquierda con un centro colocado a la cabeza de Benzema. El central franjirrojo se mostró impotente ante el galés, misma imagen que dejó en la reanudación cuando se repitió la jugada con el resultado del tercer gol para los visitantes, obra de nuevo de Ronaldo.

Para entonces ya se había retirado lesionado Adrián. Fue el segundo cambio de Jémez el que daría alas a los suyos. Era un movimiento a la desesperada, de fe en un milagro que sorprendentemente estuvo a punto de llegar. Arbilla, quien se mostró desolado tras la sustitución, dejó su lugar a Larrivey para que el conjunto local pasase a defender únicamente con tres defensas.

La entrada del argentino coincidió con el primero de los vallecanos. Viera se inventó un sombrero a Pepe en el área blanca que acabó en penalti al canario. El jugador cedido por el Valencia marcaría y apenas dos minutos más tarde repetía desde los 11 metros tras otra pena máxima por derribo de Marcelo. Vallecas estalló. El Matagigantes había vuelto para poner contra las cuerdas a un Real Madrid que solo sabía recular ante un equipo con alma que hizo suyo como nunca el “sí se puede”.

El palo evitó la remontada

En pleno asedio al área de López y cuando aún faltaba media hora para el fin del partido, Álvarez Izquierdo se tornó en protagonista negativo para los locales. El colegiado perdonó la segunda amarilla a Carvajal de una forma insultante, descarada e incomprensible. Pocas tarjetas son tan claras como la que mereció el canterano madridista y el árbitro era consciente de ello, que quizá fuese lo peor de todo.

Iago dejó su puesto a Embarba, quien continuó atormentando a los visitantes por la izquierda. Para entonces ya estaba Arbeloa tapando ese flanco después de que el técnico merengue había sustituido a Carvajal. El partido no cambió, completamente inclinado hacia el área madridista y sin que estos pudiesen articular tres pases seguidos. Bueno, el propio Embarba o Saúl tuvieron oportunidades de empatar un choque emocionante hasta el superlativo.

Solo una ocasión tuvo el cuadro blanco para finiquitar el encuentro en una doble oportunidad de Ronaldo. Fue la única intervención de Rubén en la segunda mitad ante la inoperancia ofensiva de un equipo el madridista que acabó pidiendo la hora. Ésta llegó despertando una sonora ovación de un público que supo recompensar el esfuerzo de los suyos.

No en vano, habían dado el repaso soñado a uno de los gigantes de la Liga. Sin embargo, los errores sirvieron en bandeja la victoria a los de Ancelotti. En cualquier caso, un triunfo en lo moral que no debe quedarse ahí y que solo se reforzará con buenos resultados. Los motivos para confiar que se habían esfumado tras las derrotas de esta semana vuelven a Vallecas.

Héctor Sánchez / Rayoherald.com

Héctor Sánchez / Rayoherald.com

Ficha del partido

Ficha del partido

Rayo Vallecano: Rubén, Tito, Gálvez, Arbilla (Larrivey min.50), Nacho, Trashorras, Saúl, Adrián (Bueno min.41), Lass, Falqué (Embarba min.69) y Viera.

Real Madrid: Diego López, Carvajal (Arbeloa min.60), Ramos, Pepe, Coentrao (Marcelo min.45), Xabi Alonso (Illarra min.46), Modric, Di Maria, Ronaldo, Bale y Benzema.

Goles: 0-1 min.2 Cristiano Ronaldo en jugada individual, 0-2 min.31 Benzema remata de cabeza un centro de Gareth Bale desde la derecha, 0-3 min.47 Cristiano Ronaldo de nuevo a pase de Bale desde la banda derecha, 1-3 min.53 Viera de penalti, 2-3 min.54 Viera de penalti.

<