Principal > General > El peligro de la doble “R”

El peligro de la doble “R”

Cincuenta y cinco años han tenido que transcurrir para poder ver a la SD Huesca de nuevo por los campos de Segunda División. Un equipo recién ascendido, una de las cenicientas del campeonato, tanto en presupuesto como en historia, pero que ha sabido competir y convivir con humildad en la siempre complicada segunda división española.

Objetivo cumplido

El objetivo era la permanencia. Lo ha conseguido con creces habitando toda la liga en posiciones muy cómodas de la tabla clasificatoria. El entrenador para este nuevo proyecto es el ex rayista Antonio Calderón, que sucedió en el cargo al míster del ascenso Onésimo Sanchez. Un logro a partes iguales con Manolo Vilanova artífice de la gran temporada que realizaron los oscenses y que se fue de Huesca con el play off de ascenso consumado para dirigir la última parte liguera al Real Zaragoza.

Se trata de un equipo sin jugadores de renombre reforzado en su mayor parte con jugadores de equipos de Segunda B. Antonio Calderón se maneja en dos dibujos tácticos que propone a su equipo dependiendo de las situaciones que cada rival precisa. El cambio radica en la sustitución de un punta, Roberto, por un jugador de enganche, una media punta que fortalece la medular y que deja como jugador más adelantado a Rubén Castro.

Modificaciones tácticas

Estas modificaciones tácticas pueden observarse durante toda la temporada en la SD Huesca cuando juega como visitante. En su estadio normalmente Roberto y Rubén Castro forman de inicio.

Roberto, sancionado esta semana por su expulsión en Córdoba, ya había jugado en Segunda División en las filas del Lleida. Dorado en el costado izquierdo y Robert en el diestro forman en los laterales, completando una línea de cuatro con los centrales Corona y Borrego.

En el doble pivote Luis Helguera y Luis Sastre suelen ser los titulares, aunque en esta posición se encuentra Sorribas, jugador de corte defensivo, toda una referencia en Huesca. Oscense de nacimiento cumple su segunda etapa en su equipo natal al que ya defendió en la temporada 96-97.

En las bandas el experimentado José Vegar y Camacho suelen completar la línea medular junto con el doble pivote aragonés. La variante del Huesca es en su parte atacante, bien dos puntas o bien un enganche. Jonan García es el que actúa por detrás cuando se juega con un único delantero.

La doble “R”

La otra opción que propone Calderón es la doble “R”. Dos grandes delanteros. Rubén Castro y Roberto García. El canario está realizando una temporada soberbia. Quizá el futbolista más conocido de la plantilla aragonesa, pero el gran desconocido para la mayoría de los aficionados es Roberto Garcia. Un delantero que debuta en la categoría de plata pero que lleva años demostrando su enorme capacidad por la Segunda División B española.

Complemento ideal a la movilidad, rapidez y verticalidad de Castro, Roberto le ofrece al Huesca todo lo contrario que el hábil canario. Jugador de gran envergadura (se aproxima al 1,90), excelente con el balón en sus botas a pesar de su altura, gran trabajador en el terreno de juego, destaca por su potente juego aéreo y gran juego de espaldas a portería.

La doble “R”, le ha dado un toque de calidad a este recién ascendido, 20 tantos suman entre los dos para un total de 38 del equipo, más del cincuenta por ciento de los goles oscenses.


Luis Rueda, colabora con Rayo Herald en la elaboración de Artículos y Análisis técnicos. Sus comentarios y opiniones respecto a los temas tratados gozan evidentemente de total independencia por su parte. Rayo Herald quiere agradecer su participación como colaborador habitual en este diario.

Luis Manuel Vázquez Rueda Oviedo (Principado de Asturias)
Entrenador Nacional desde 2000
C.D.Covadonga (97/07)
U.D.Pájara Playas de Jandia (07/08)
U.D.Lanzarote (08)

<