Principal > Cantera > Dolorosa victoria del filial

Dolorosa victoria del filial

Dolorosa victoria (1-0) del Rayo B ante el Móstoles en una fría mañana en La Torre. El filial se hizo con tres valiosos puntos que le mantienen en la zona alta de la tabla, pero vio como primero Hugo y luego Jorge García tenían que abandonar el campo lesionados, el segundo de ellos posiblemente de gravedad.

Gol en el primer minuto

Los locales encarrilaron el partido en el primer minuto de juego gracias a una brillante triangulación por banda izquierda. Hugo recogía un balón a la espalda de la defensa y ponía el balón dentro del área para la llegada de Jorge García, que remataba a placer y celebraba el tanto con voltereta incluída.

El tanto hizo daño a un Móstoles que no terminó de entrar en al partido durante toda la primera mitad. El Rayo controlaba el ritmo del partido y se permitía tocar el balón con buen gusto, especialmente por la banda izquierda del ataque. Hugo, el mejor del partido hasta su lesión en la segunda parte, protagonizaba por esa zona varias jugadas de peligro abortadas fueras de juego bastante ajustados.

Mala suerte en forma de lesiones

El viento hizo acto de presencia en la segunda mitad, dificultando notablemente el desarrollo del encuentro. Ante la ausencia de oportunidades el protagonismo iba llegar de manera triste en forma de lesiones para los vallecanos.

Hugo era el primero en caer. Tras una brillante jugada por banda, el joven jugador caía dentro del área tras apurar la jugada con un defensa del Móstoles y solicitaba rápidamente la entrada de las asistencias. Un aparatoso golpe en la nariz y una contusión en su pierna derecha le obligaban a marcharse del terreno de juego con la ayuda del cuerpo médico. En el apartado positivo queda que la lesión parece venir de un golpe y se espera que no se trate de algo de gravedad.

Con el tiempo ya cumplido y la victoria prácticamente en el bolsillo, Jorge García era el segundo en caer lesionado. El goleador del filial rayista caía mal sobre una de sus rodillas y se dolía de manera inmediata, dejando mudos a los aficionados que se habían acercado a La Torre para animar al equipo. Jorge se retiraba del terreno de juego entre lágrimas y con la sensación de que su rodilla puede estar seriamente dañada.

Tras cinco minutos de descuento el colegiado puso punto y final a un encuentro decidido precisamente por la jugada inicial entre Hugo y Jorge García.

<