Principal > General > Cómo hemos cambiado

Cómo hemos cambiado

Este fin de semana el Rayo Vallecano regresará a un escenario en el que derramó muchas lágrimas una oscura tarde hace dos temporadas. Un simple vistazo a las caras que inspeccionaban el césped de Ipurúa en la previa del encuentro basta para darse cuenta de lo mucho que han cambiado las cosas para los de Vallecas.

El once inicial

Pepe Mel dispuso ese 24 de Junio de 2007 el siguiente once inicial para defender el 1-0 conseguido en la ida: Alberto, Coke, Mainz, Baquero, Llorens, Cubillo, Enguix, Albiol, Zazo, Míchel y Diego Torres. También participaron Armentano, Amaya y Yuma en una fecha que los rayistas tienen todavía clavada en sus corazones.

A pesar de que el conjunto madrileño ha apostado por la continuidad en los últimos años, una gran parte de los jugadores que defendieron la franja roja en ese partido se encuentra ya en diferentes destinos.

Esa tarde de domingo en la que volaban las esperanzas de regresar a Segunda División, se había desplazado hasta Ipurúa la totalidad de la plantilla. Iznata, Hugo, Antonio Matas, Iru y David Alba formaban parte de la expedición junto a otros como Ignacio Benítez, habitual en la recta final de temporada en la banda izquierda del equipo y suplente ese dia, o los sancionados Piti y Jonathan Álvarez. Por allí andaba Mauri, todavía con una aparatosa rodillera recordando su grave lesión de ligamentos.

Del infierno a la ilusión por repetir ascenso

Algunos repetirán participación este domingo, desde jóvenes como Coke hasta veteranos como Míchel o Charly Llorens, mientras que otros recordarán desde la lejanía esa tarde en la que los goles de Alaña y Eneko Romo condenaban al rayismo a la total desolación y a otra temporada en el infierno.

A buen seguro que todos ellos no olvidan ni el recibimiento de la afición en los alrededores del estadio ni la llorera compartida entre jugadores y seguidores al finalizar el encuentro.

En cualquier caso, las cosas han cambiado mucho, el Rayo está ahora en la lucha por otro tipo de ascenso y los recuerdos negativos han dejado paso a nuevas ilusiones.

<