Principal > General > El sentido común por bandera

El sentido común por bandera

Dieciocho temporadas consecutivas en la categoría de plata, un descenso y vuelta a la segunda división en una fecha de fatal recuerdo para la parroquia vallecana.

El presupuesto más bajo

La SD Eibar, un equipo humilde con el presupuesto más bajo de toda la Liga de Futbol Profesional, habita temporada sí y otra también en esta complicada categoría. Gran mérito para los armeros, enorme si comparamos sus números con todos sus demás contrincantes. Un equipo con dígitos de Segunda B que se ha permitido el lujo de ser unos de los “típicos” de Segunda.

Un conjunto modesto pero honrado que con trabajo y esfuerzo ha sabido buscar su sitio dentro del despilfarre sin sentido del fútbol moderno. Los de Eibar han seguido siempre una línea de cordura y sentido común, siempre dentro de su respetable idiosincrasia tanto en organización de club como en su manera de jugar al fútbol.

Un estilo definido

Fútbol del País Vasco, viril, contundente, ideología del norte de campos embarrados y un estadio de reducidas dimensiones que favorece esa propuesta futbolística. El público,  entregado y situado muy cerca del terreno de juego, imprime un ambiente y una presión adicional al adversario, convirtiéndo Ipurúa  en un complicado escenario para los equipos visitantes.

Su técnico esta temporada era Carlos Pouso.Todo un currante del futbol, muy conocido por tierras vascas por su pasado en tercera y en Segunda B al frente del Sestao. Su debut en la categoría era un premio a todo un trabajo realizado en el futbol modesto pero la fortuna le dio la espalda. No pudo culminar su andadura en este proyecto y fue destituido.

Su recambio fue Josu Uribe, un asturiano con raíces vascas que se convirtió en el nuevo inquilino del banquillo armero. El Eibar ha confiado su suerte a este técnico que posee una dilatada experiencia en la Segunda División y que intentará reverdecer los laureles del éxito logrado con el ascenso a Primera División en Getafe. Sus posteriores proyectos, Elche, Hércules y Alavés no tuvieron la misma suerte. Uribe tiene ante sí una nueva oportunidad de demostrar su valía en un equipo muy diferente a los últimos que ha dirigido, pero con unas bases muy solidas para trabajar.

Casi sin delanteros disponibles

Su plantilla demuestra la austeridad asociada al conjunto eibarrés. Fichajes sin renombre, la mayoría procedentes de equipos de la tierra, o cesiones de equipos de Primera, pero siempre con un bajo nivel económico, básicamente los ingresos mínimos exigidos en la LFP. Los jugadores que firman por el Eibar saben que pueden cobrar incluso menos que en Segunda B, pero aceptan el reto por jugar en una categoría más alta y por la seriedad recocida del conjunto de Ipurúa.

El conjunto que pueda presentar Uribe está en el aire. La lesión de Yagüe (su mejor delantero) junto con más lesiones de sus “nueves” ha encendido las alarmas en Eibar y han dejado al conjunto guipuzcoano sin arsenal atacante. Únicamente el francés Rudy Carlier está disponible para Josu. El Éibar ha estado sondeando el mercado durante esta última semana para incorporar a un punta a su disciplina. Varios candidatos destacados en Segunda B o cedidos de equipos de Primera que disfrutan de pocos minutos en sus equipos.

El Eibar se aferra a la posibilidad de incorporación que existe para ocupar la ficha de un jugador lesionado de larga duración y su secretario técnico Merino se ha puesto de manera intensiva en la búsqueda de un goleador que ayude a sacar al equipo de su actual situación. Ballesteros del Guijuelo, máximo anotador del grupo I, Meca ex del Real Madrid actualmente en la Gramanet o la cesión de Sola del Osasuna son algunas de las opciones que barajan los armeros.

Un estilo muy definido

Con o sin nuevo artillero, el Éibar tiene unas señas de identidad que le caracterizan my claramente. Poderoso juego aéreo, juego ordenado y aguerrido en el aspecto defensivo, balón directo y segundas jugadas y juego por los costados favoreciendo su calidad en estas demarcaciones para un posterior remate.

En Ipurúa puede formar con Zigor o Pampin en la puerta y una línea defensiva más trabajada ya que Uribe ha recuperado efectivos. Iván Romero y Álvaro Martínez (renqueantes) junto con Raúl García son sus laterales. López Rekarte, un viejo conocido, también podría jugar en cualquier carril. Rekarte no está en su momento idóneo de forma pero tuvo que ser de la partida en Córdoba debido a la bajas armeras.

El centro de la zaga será para Ander Alaña y Gabriel Medina.En el centro del campo y debido a la baja de el ex bilbaíno Tiko, formarán Añibarro, Lombarro y Larrazábal. Las bandas habitualmente quedan para el experimentado Codina y para dos zurdos de exquisita técnica, verticales, hábiles y excelentes jugadores de costad: Carlos Rubén, que se perderá el choque frente a los vallecanos por sanción, y Francisco Sutil.

Como media punta el técnico gijonés podrá decantarse con Nacho Insa y en punta de ataque, después de la lesión de Arruabarrena, únicamente tiene al francés Carlier.

La salvación para los guipuzcoanos empieza por ser imbatibles en Ipurúa. Dificil salida para un Rayo invicto en el 2009, una magnifica prueba de fuego para los de Pepe Mel ya que es en campos como Ipurúa donde se consiguen o se pierden puntos vitales para cualquier objetivo.


Luis Rueda, colabora con Rayo Herald en la elaboración de Artículos y Análisis técnicos. Sus comentarios y opiniones respecto a los temas tratados gozan evidentemente de total independencia por su parte. Rayo Herald quiere agradecer su participación como colaborador habitual en este diario.

Luis Manuel Vázquez Rueda Oviedo (Principado de Asturias)
Entrenador Nacional desde 2000
C.D.Covadonga (97/07)
U.D.Pájara Playas de Jandia (07/08)
U.D.Lanzarote (08)

<