Principal > Perfiles > Gareth Bale, 183 centímetros y 100 kilos
Héctor Sánchez/Rayoherald.com
Héctor Sánchez/Rayoherald.com

Gareth Bale, 183 centímetros y 100 kilos

Gareth Frank Bale (16 de julio de 1989, Gales) será ya conocido de por vida como el hombre de los 100 millones de euros -93 según algunas fuentes-, desembolso que el Real Madrid tuvo que hacer para contratarle este mismo verano. Para hacernos una idea de lo desorbitada de la cantidad, el Rayo Vallecano tendrá en frente este fin de semana a un jugador cuyo precio multiplica por diez el presupuesto de la entidad franjirroja. Pero, ¿qué trayectoria ha seguido el futbolista para costar semejante dinero? Vamos a conocerla.

Alumno superdotado

El galés era el típico alumno que destacaba por encima del resto en las clases de educación física y dominaba con facilidad todos los deportes. La velocidad de Bale era tan endiablada que el atletismo parecía ser el camino más adecuado a seguir, pero como tampoco se le daba mal dar patadas a un balón con su pierna izquierda, optó por el deporte que podía aunar sus dos virtudes: el fútbol.

Gareth creció muy rápido y eso hizo que su superioridad respecto al resto fuese todavía más notable. Sus primeros y veloces pasos los dio en el Southampton, equipo de la actual Premier League. Sin embargo, en las filas del conjunto inglés permaneció un año escaso, el tiempo justo para que equipos de mayor renombre fuesen concientes de las cualidades del jugador y peleasen por su fichaje.

Presentado al mundo

El Tottenham se hizo entonces con la joven promesa de 17 años, que coincidió en su primer año con los spurs con el técnico español Juande Ramos. El potente físico y la tremenda velocidad de Bale le convirtieron en el futbolista ideal para cubrir el puesto de lateral izquierdo. Pero, al igual muchos otros jugadores que arrancan en esta posición, fue adelantando metros en el terreno de juego hasta convertirse en un extremo desequilibrante.

Su peso en el equipo fue en aumento y cada temporada finalizaba con un mayor número de partidos jugados. Gareth Bale ya no era un joven más con un futuro prometedor; su importancia y liderazgo en el campo era ya una realidad. Tanto fue así que al aterrizar en la capital con 24 años podía presumir de haber sido nombrado mejor jugador de la liga inglesa en dos ocasiones.

Pero, más allá de estas referencias y de los 21 goles marcados en la última temporada, no hay muchos más datos reseñables en el currículum de Bale. Aún así, el Real Madrid decidió tirar la casa por la ventana para hacerse con el que consideran puede convertirse en el mejor jugador del mundo. Ahora, tras dos meses con un protagonismo casi nulo, el `expreso de Cardiff´ comienza a lucirse. Vallecas será su siguiente escenario.

0 comments
<