Principal > General > Sumando sin parar

Sumando sin parar


Tercera victoria consecutiva de un Rayo Vallecano que aprovechó una jugada de estrategia en el tramo inicial del encuentro para amarrar los tres puntos. En un partido sin mucho margen para la brillantez, el conjunto dirigido por Pepe Mel fue capaz de contener las acometidas visitantes en la segunda mitad y dejó sin premio al Hércules de Alicante.

Llorens, titular en banda izquierda

El regreso de Charly Llorens al lateral izquierdo fue la nota más destacada en el once inicial de los locales. Coke ocupó el lateral derecho y desplazó a Miguel Albiol hasta el extremo, dejando a Collantes en el banquillo.

La jugada decisiva del partido iba a llegar muy pronto, más concretamente en el minuto 12, cuando Aganzo remataba libre de marca a la salida de un córner puesto en juego por Albiol. El balón golpeaba en el larguero y quedaba suelto en línea de gol para que apareciera Coke y marcase a puerta vacía el único tanto del partido. Alegria para el joven canterano del Rayo Vallecano que ya había estado cerca de marcar en varias ocasiones esta temporada y que en esta ocasión obtuvo su recompensa.

Con el marcador en contra, el Hércules de Juan Carlos Mandía se vio obligado a dar un paso al frente, pero no encontró la forma de acercarse al área de Cobeño. Farinós luchaba por hacerse con el centro del campo, pero se encontraba con la solidez de un Diamé que se maneja perfectamente en partidos físicos.

Con Pachon y Aganzo como primeros defensores, presionando siempre la salida del balón y complicando su circulación desde muy arriba, el Rayo ganó el túnel de vestuarios con ventaja en el marcador.

El marcador no se movió

El segundo acto del encuentro iba a ser favorable a los visitantes, pero desafortunadamente para ellos sin premio alguno en el luminoso. El frío y la tensión del resultado mantenian la expectación en la grada de Vallecas con cuarenta y cinco largos minutos por delante.

Abel Aguilar daba el primer aviso y acto seguido Delibasic veía cómo el colegiado le anulaba un tanto por una presunta falta sobre Tena. Eran los mejores momentos de un Hércules que incorporaba al peligroso Rubén Navarro para intentar conseguir el empate.

Precisamente en una jugada del delantero fue Salva el que evitó en última instancia el remate de Delibasic dentro del área. El Rayo se veía obligado a apretar los dientes y reforzaba la medular con Enguix.

Pudo sentenciar el Rayo en la ocasión más clara de todo el partido. Sergio cedía defectuosamente a Calatayud y Aganzo se plantaba solo en el área, en una de esas ocasiones que el delantero no suele perdonar. Sin embargo, la jugada terminó en un balón confuso que cayó franco en los pies del recién incorporado Collantes, pero el extremo golpeó demasiado fuerte y el balón se marchó muy alto.

Como último recurso Taborda, otro refuerzo de lujo para la zona atacante, intentaba hacer bueno su poderío físico ante la pareja de centrales locales, pero ni Salva ni Tena estaban dispuestos a dejar escapar los tres puntos de Vallecas.

Los cinco minutos de añadido dieron paso a la tercera y sufrida victoria consecutiva del Rayo Vallecano. No fue el mejor partido del año en el Teresa Rivero, pero sí que fueron tres de los puntos que mejor han sabido a una afición ilusionada de ver a los suyos en la zona alta de la tabla.

Rayo Vallecano: Cobeño, Coke, Salva, Tena, Llorens, Diamé, Albiol, Jofre (Enguix 55′), Míchel (Collantes 65′), Pachón y Aganzo (Piti 76′).

Hércules: Calatayud, Unai Expósito, César, Sergio Fernández, Dani Bautista, Farinós, Abel Aguilar, Morán (Sendoa 72′), Tuni (Rubén Navarro 58′), Tote (Taborda 72′) y Delibasic.

<