Principal > General > Míchel: «Conozco los campos de tierra»

Míchel: «Conozco los campos de tierra»

Refrito de metrodirecto.com

Míchel ha elegido empezar su carrera de entrenador desde abajo. Y confiesa, él que estuvo 11 años en el glamuroso vestuario del Real Madrid, que el Rayo «es el primer escalón para… seguir en el Rayo».

Usted tuvo ofertas para debutar como entrenador en Primera. ¿Por qué eligió el Rayo y no un Primera?
Porque no cumplían unos requisitos mínimos. Para ejercer mi vocación cualquier sitio es bueno.

Pero usted estuvo muchos años en la élite. ¿No se siente fuera de lugar?
En absoluto. Yo soy feliz y estoy muy orgulloso. Además, yo también conozco los campos de tierra. Eso nunca me ha importado. Lo único inquietante es que la Segunda B es una competición tremendamente injusta. Puedes hacer una temporada magnífica y luego, en el cruce para el ascenso, todo el trabajo se puede venir abajo en dos partidos.

¿Hay alguna receta para enchufar a los jugadores?
Es una labor colectiva, de los propios jugadores y del entrenador. Pero no hay una receta mágica. Yo prefiero ser comunicativo, estar cerca del grupo.

¿De qué entrenador aprendió más?
De todos. De los buenos para seguir su ejemplo y de los malos para saber lo que no tengo que hacer.

¿Puede dar nombres?
De los malos, no.

¿Ha aprendido a tratar con jugadores como el que usted fue o le sacarían de quicio?
Yo nunca tuve problemas con mis entrenadores. Los tuve con los periodistas.

Se le atribuyen frases antológicas. Por ejemplo: «Yo aprendí a dar pases de 30 metros para no correr 30 metros».
No lo dije, pero podría haberlo dicho. Aprendí a dar pases de 30 metros porque tenía dificultades físicas, no por chulería. Simplemente era más lento que los demás y tenía que utilizar más la técnica. Si no podía correr más rápido, tenía que aprender a pensar más rápido que los rivales.

¿Ahora está más difícil llegar al primer equipo para un canterano?
Depende del dinero que haya en la caja. Eso es lo que crea las oportunidades. Yo llegué en una época de crisis, pero el Madrid actual ha fichado 15 jugadores en cinco años. Y todos para ser titulares.

¿El Madrid queda tan lejos para un canterano como para usted?
Para mí mucho más. Un canterano está dentro del club y le puede sonar la flauta. Yo necesito que suene la banda municipal al completo.

¿Qué se hace cuando un jugador cierra todos los bares, llega tarde a los entrenamientos y marca en todos los partidos?
¿Ese jugador existe?

Eso decían de Romario, pero ya sabe usted cómo es la prensa de mala.
El jugador que no se cuida tiene las patitas muy cortas. Si conociera a uno así, intentaría recuperarlo y explicarle que debe cuidarse para estirar lo más posible su vida de jugador.

¿Es usted un estilista o un resultadista?
El buen fútbol te lleva a los buenos resultados… habitualmente.

Otra clasificación. Hay entrenadores de chándal y entrenadores de traje. Yo a usted no me lo imagino de chándal en un banquillo.
A mí el chándal me gusta para entrenar. Pero respeto a los técnicos que lo llevan en el banquillo.

¿Cuál es la receta para dejar el fútbol y no engordar 20 kilos?
No soy de comer mucho. Ni el alcohol me llama la atención. Me gusta cuidarme.

El Rayito
«La afición del Rayo Vallecano ha estado muy golpeada en los últimos años por los descensos. Pero anima mucho para salir de esta situación. En ese sentido estoy muy contento». Para Míchel, la buena relación que mantiene con la familia Ruiz Mateos se basa en el respeto mutuo. «Ellos no se meten en mi trabajo y yo no me meto en sus negocios. Están en el fútbol por hobby y para ayudar a un montón de gente. Sabemos muy bien cuál es la parcela de cada uno. Es una familia muy particular». Lo mismo que el equipo. «El Rayo es un equipo muy conocido y muy querido en toda España.

<