Principal > Opinión > Apuesta por el Rock N’ Roll

Apuesta por el Rock N’ Roll

No habrá tanta gente en La Romareda como la última vez que pisé ese estadio. Y es que ese día el partido estaba amañado y todos apuntaban a la misma portería.

Ese dia del Pilar, con el «song to the siren» dando paso a Enrique y compañía, tuve tiempo para pensar en lo que supondría para el Rayo volver a jugar en Zaragoza. Había mucho más que dos tierras entre los dos equipos y tan lejano estaba el ascenso de los vallecanos como el descenso de los maños.

Pero ni siquiera el infierno dura ‘parasiempre’ y el Rayo podrá por fin este domingo curar sus heridas en uno de esos teatros en los que tantas veces actuó. En el regreso de este año, esperanzador en los primeros compases y menos convincente en las últimas semanas, aún falta un buen concierto en la carretera, una actuación redonda a domicilio, una sirera varada, una flor de loto, una avalancha, una noche mágica en la que el maldito duende que nos la jugó hace unos años nos vuelva a invitar a soñar.

No me importa que Cobeño no salga de su portería, que Mel no encuentre su defensa ideal, que Diamé deje últimamente más detalles puntuales que consistencia en su juego o que no haya ocasión lo suficientemente buena para que Piti se estrene en Liga. No hace mucho, en esos partidos semi-profesionales en Negreira o Cobeña, llegué a pensar que el Rayo no volvería a escenarios de primera, así que es momento de apostar por los nuestros o, como diría don Enrique, de apostar por el Rock N’ Roll.

<