Principal > General > El Rayo decepciona ante la UD Melilla

El Rayo decepciona ante la UD Melilla

Redacción Rayo Herald

Dolorosa derrota del Rayo Vallecano en el Teresa Rivero ante la UD Melilla por el marcador final de 1-2. El equipo rayista jugó el peor partido de la era Míchel y sumó su segunda derrota consecutiva en liga, quedando momentáneamente alejado de los puestos de cabeza.

Primera parte para el olvido

El Rayo Vallecano firmó una muy mala primera parte, no generando ocasiones de peligro y viéndose sorprendido por un organizado conjunto melillense. La defensa se dejaba coger la espalda con mucha facilidad, Albiol, Palacios y Zarandona andaban totalmente perdidos por el centro del campo y los puntas apenas entraron en juego.

Una defensa bien organizada y la velocidad de su punta Mauri fueron elementos más que suficientes para poner en jaque al equipo local y marcharse al descanso con la victoria parcial en el marcador (0-1).

Impotencia rayista en la segunda mitad

Míchel decidió mover el banquillo en el descanso y dio entrada a Raúl Molina y Koke, que entraron en el campo por un desaparecido Geni y por un muy desacertado Iznata. Lo del lateral proviniente del Málaga es preocupante, ya que cuenta sus partidos por malas actuaciones, teniendo que ser habitualmente sustituido en el descanso.

Los primeros compases de la segunda parte parecían deparar algo mejor para el Rayo Vallecano, sobre todo cuando Armentano empataba el partido en el minuto 7′ al rematar de cabeza una falta sacada por Palacios. Nada más lejos de la realidad, puesto que apenas dos minutos después la UD Melilla se adelantaba de nuevo en el marcador a la salida de una falta.

Desde ese momento y hasta el final del partido el Rayo no supo encontrar la manera de poner en peligro la meta de Balbuena, concluyendo el partido con una victoria visitante y dejando un mal sabor de boca entre la afición local.

Una fórmula muy sencilla

Tan cierto es que los equipos rivales vienen a Vallecas a encerrarse y jugar a la contra como que dicha estrategia es conocida de antemano. Una defensa organizada, un delantero rápido y un máster en interpretación de lesiones y pérdida de tiempo no pueden ser argumentos suficientes para desconectar a un equipo que aspira al ascenso.

Si bien es discutible la forma en la que los colegiados observan y consienten las constantes pérdidas de tiempo de los equipos rivales (los extras del Equipo A son verdaderos amateurs al lado del portero del Melilla), un equipo tan experimentado como el rayista debe manejar esas situaciones de una manera mucho más inteligente.

En definitiva, la primera derrota en casa de la temporada duele aún más por el mal juego y la escasez de ideas mostradas por el equipo. Todos los males posibles aparecieron en escena la mañana de hoy, con una preocuoante ausencia de juego por las bandas (ni Collantes ni Palacios llegaron a poner un centro desde la banda en todo el partido), un desacierto contínuo de los laterales (Iznata y Olalla firmaron un partido para olvidar) y una desaparición completa de los jugadores de ataque.

Rayo Vallecano: Alberto, Olaya, Amaya, Collantes, Geli, Armentano, Palacios (Raúl Molina, min. 60), Cabas (Moreira, min. 65), Ignata (Koke, min. 45), Albiol e Iván Zarandona.

UD Melilla: Balbuena, Zamorano, Mohamed, Ros, Bravo, Vidal, Yamal, Chietino, Raúl García (José Mari, min. 80), Francis Flores (Gottardi. Min. 65) y Mauri (Donoso, min.85)

Goles:
0-1 Mauri (30′)
1-1 Armentano (52′)
1-2 Ros (54′)

<