Principal > Opinión > Quien hizo la ley hizo la trampa
Fotografía / elpais.com
Fotografía / elpais.com

Quien hizo la ley hizo la trampa

La manida y famosa suspensión de pagos fue el germen allá por septiembre de 2004 del comienzo de la tumba del fútbol español. Ante una situación insostenible, la mayor parte de los equipos de 1ª y 2ª División pasaron, pasan o pasarán por la única madriguera “legal” que les queda previa a la liquidación y subasta de bienes.

Una fórmula fácil

Si a primeros de los noventa se alcanzó un punto de inflexión con la conversión “a la carta” de los equipos en SAD, todo apunta a que de esta nueva avalancha pocos se deberían salvar, si no es por el beneplácito de las administraciones locales.

El primero que cayó en manos de los tribunales mercantiles fue la UD Las Palmas. Así, casi sin apenas darse cuenta, sus jugadores y cuerpo técnico se vieron “beneficiados” por la nueva normativa y el equipo pudo seguir adelante, aún con deudas con clubes y ex jugadores. Su deuda de 61 millones de euros de vio reducida a escasos 21. Los mismos paso siguió el Sporting de Gijón con 51 milones, siendo además el primer caso de un ERE en el fútbol español.

¿Están los futbolistas de acuerdo en ser meros acreedores ordinarios? ¿Qué opina la AFE que tanto se cuelga medallas de su convenio colectivo? ¿Qué hacemos con los cuatro intocables: Real Madrid, Barcelona, Athletic y Osasuna? Demasiadas preguntas aún sin respuesta en este “vale todo”.

La estela de la UD Las Palmas

Volviendo al caso de la UD Las Palmas por ser el primero de la eterna lista, la responsabilidad cayó sobre el Juzgado Mercantil nº1 del Magistrado Juán José Cobo. Él y sólo él se ocupó de llevar a buen puerto la firma del convenio de acreedores.

Desde ese lejano ya 2004 cientos de futbolistas y clubes se han quedado sin pagar sus deudas y han podido comenzar la liga sin descender a 2ª División B, lo que conllevaría una situación traumática para la entidad deportiva con la merma de ingresos de televisión, taquillas, número de abonados, publicidad, patrocinio, etc…, crónica de una muerte anunciada por ser imposible llevar a cabo el plan de viabilidad diseñado para el reflotamiento de la SAD.

Han pasado casi nueve años y por el trago han pasado Las Palmas, Sporting, Celta, Rácing, Lleida, Murcia, Alavés, Granada, Poli Ejido, Cádiz, Real Sociedad, Málaga, Levante, Sporting, Betis, Mallorca, Huelva, Zaragoza, Xerez, Deportivo, etc y así hasta 27 equipos que suman más de 4.000 millones de euros de deuda total, siendo 750 millones de ellos la deuda con Hacienda…hasta acabar hace escasas fechas con un histórico como la UD Salamanca, al que se liquidó por imposibilidad manifiesta de viabilidad.

Datos alarmantes

Tras ellos una estela de datos más que alarmantes: Más del 35% con deudas totales superiores a sus activos, el 70% con deuda superior a sus ingresos totales, el 50% presentando pérdidas, y más de 90% de los clubes con resultados de explotación negativos. ¿2ª División? Aún peor, que ya es decir.

El caso del Rayo Vallecano es cuanto menos curioso no tanto por la cuantía de la deuda, pequeña en comparación con la mayoría de los precedentes, sino por la duración del concurso sin alcanzarse la firma del convenio con los acreedores. Mientras tanto ni CSD, ni RFEF, ni LFP, ni clubes, ni AFE, ni Colegio de Entrenadores son capaces de llegar a un acuerdo que diga lo que todos pensamos: Ctrl + Alt + Supr.

Cambios en la Ley Concursal

Por fin el septiembre de 2011 se vio un atisbo de luz con la aprobación por parte del Congreso de los Diputados de una reforma de la Ley Concursal, que ahora hace una mención específica sobre los efectos de los concursos de acreedores de las entidades deportivas. El fin es impedir la práctica generalizada de acogerse a esos procesos con el fin de evitar las penalizaciones de la normativa deportiva en caso de impago de las nóminas de los jugadores: “Quién mantenga deudas a 31 de julio, descenso automático a 2ª División B o 3ª en el caso de ya estar en 2ª División B”.

La única solución pasa por un control real de los gastos por parte de un organismo independiente de control de las finanzas, y no del manido FAIR PLAY de la UEFA que se quedará en nada y si no al tiempo. Impedir que gasten por encima de sus ingresos, adecuar una normativa sancionadora real que impida nuevos desmanes y por quñe no, liquidaciones de SAD sin romanticismos ni paños calientes por parte de las administraciones locales, tan acostumbradas a cambiar plazas en Consejos de Administración por créditos blandos de entidades financieras rescatadas por el propio Estado.

2 comments
frp
frp

Creo que no, el primer club en entrar en ley concursal no fue Las Palmas, sino el Hércules, C.F., allá en el año 1999 o 2000, por aquél entonces en 2ª B por obra y gracia del cacique dueño de la ciudad de Alicante. Entonces aquello se llamaba "suspensión de pagos"... y actualmente creo que ese club es el que más ha estado bajo ley concursal, ya que ha entrado en concurso otras dos veces más, la última en su último descenso a segunda, llegando a estar casi año y medio con adminsitrador concursal, reduciendo la deuda de 60 mill. aprox. a menos de 30.

<