Principal > Opinión > Un lío de números
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Un lío de números

Busquen similitudes entre el paraíso fiscal de Belice y la madrileña calle de Velázquez. ¿Lo adivinan? Déjenme que apunte otra fecha en mi agenda: 29 de mayo de 1924 contra 5 de mayo de 2011. Casi más de dos años y medio son ya los que han pasado desde el acto de compraventa en el despacho del notario José Luis Martínez-Gil. En un cara a cara entre D. Raúl Martín Presa y D. Zoilo Pazos Jiménez, tanto él como Jesús Fraile fueron testigos del traspaso de acciones entre Bristol Holdings LTD, sociedad accionista única de la mercantil Senero, S.L. y el nuevo propietario del Rayo Vallecano de Madrid, S.A.D.

Cifras y condiciones

Repaso unas cifras que ya casi me sé de memoria: 96.166 acciones a 60,10€ cada una, que significaban el 97,82% del capital social del Rayo (de un total de 98.301 por valor de 5.907.890,1€), todo él embargado por el Juzgado de Instrucción nº45 de Madrid y con los derechos federativos embargados por la Agencia Tributaria. Peor imposible.

En esa mesa se gestó la compraventa del Rayo Vallecano cuando casi se cumplían sus 87 años de historia y empezó un proceso muy rápido de concurso voluntario de acreedores. 961,66€, ni un céntimo más ni menos, a 0,01€ por acción y justificando ese precio por la situación financiera, el volumen de obligaciones y deudas contraídas…y pendientes de pago. Si echamos la vista atrás pocos recordarán la fecha exacta de la “herida de muerte” de la antigua Agrupación Deportiva Rayo Vallecano: 30 de junio de 1992, cuando el Rayo se convirtió por obligación en Sociedad Anónima Deportiva. Desde ese lejano día pasaron 19 años de familia Ruiz Mateos, de ascensos y descensos, de UEFA, Éibar y Zamora, hasta que la bomba explotó ante el bloqueo de caja.

Detrás de todo esto hay más de cuatrocientas páginas de farragoso contrato de compraventa con destacadas y llamativas condiciones resolutorias. Desde las típicas de presentación de títulos originales de las acciones, autorización del CSD o la nota de la LFP sobre los gravámenes de los derechos federativos. Hasta aquí todo normal. A uno ya se le aprieta el nudo de la corbata cuando lee condonaciones de más de 254.000€ de empresas de extraño cometido como Janer & Baily LTD.

Luego llegan las condiciones del levantamiento de embargos federativos y contrato de televisión…o la causa de resolución más llamativa: el ascenso del equipo de Sandoval a la Primera División.Con estas premisas el riesgo que acometía Raúl Martín Presa, pagando en metálico menos de mil euros por hacerse con la propiedad de la franja, quedaba claramente acotado. Si fueron capaces de leer hasta aquí, continúen con la firma por parte de el comprador-empresario de la siguiente claúsula: La plaza de Primera División no se podrá vender hasta pasados dos años de la compraventa. Es decir, a partir del 6 de mayo de 2013.

Más lío de números

Para acabar, echemos una ojeada a unos números que en cualquier otra sociedad conducirían a la liquidación inmediata, pero que en el especial caso del fútbol patrio tiene vía libre para seguir entreteniendo al pueblo: un pasivo a 5 de mayo de 2011 de 24 millones de euros; 71.582€ de deuda con personal no deportivo; 22.763€ a auxiliares de la primera plantilla. Sigo con las deudas: 141.509€ a los técnicos del primer equipo, 76.514€ a jugadores del Rayo Vallecano B y…2.380.583€ a la plantilla de esa temporada (249.000€ a Delibasic, 228.000€ a Movilla, 213.000€ a Cobeño, 177.000 a Aganzo, 120.000 a Amaya, 136.000€ a Trejo, entre otros).

A la par del club, una Fundación Rayo Vallecano cuyo activo-pasivo era de 51.032.381€ en la fecha de la compraventa, con un resultado favorable en el ejercicio de 766.438€ y concesionario de la “niña bonita” del rayismo: la Ciudad Deportiva. Otorgada como una concesión administrativa de uso privativo por 75 años, y con un canon anual de 1.028.286€ que han de ser satisfechos en especie mediante la prestación de servicios deportivos consistentes en la cesión de las instalaciones deportivas, así como 300 entradas en la tribuna central para los partidos del primer equipo, 20 vallas en el Estadio, 15 en la Ciudad Deportiva, escuelas de verano y la formación deportiva de cientos y cientos de niños y niñas cuyo sueño es ser futbolista. Menudo lío.

4 comments
rayistacontento
rayistacontento

El contrato lo que demuestra es.......sentido común, señores ( que no está reñido con el hecho de ser testaferro o dejar de serlo. No entro pq no lo sé. A mí me da que no es un testaferro pero reconozco que no tengo el conocimiento suficiente para asegurarlo ). Cláusulas como el ascenso, el desbloqueo del embargo, etc, las pondría cualquiera con dos dedos de frente. Que la parte vendedora no ha expuesto ni perdido no es cierto. De momento ha condonado 254 mil pavos. Con eso pagas uno o dos jugadores jóvenes de la primera plantilla. Y, si el Rayo no hubiera ascendido, la parte vendedora se lo come con patatitas fritas. Vamos a ser honestos a la hora de hacer análisis de riesgos. Querer poner ciertos documentos en regla ( otra de las cláusulas ) noc reo que, tras la época RM a ningún rayista le parezca mal ni descabellado. Y decir que sólo se le dio la oportunidad a RMP todos sabemos que no es verdad y que ha habido otros negociando con los RM. Uno de ellos estaba mezclado con la fición del Rayo en Pucela ( "baño de masas" ) cuando jugamos allí en 2da. Le vimos todos allí. Y ha habido otros. Por cierto, RH, enhorabuena, y gracias, una vez más , por el trabajo.

PuenteVK
PuenteVK

Este contrato demuestra más si cabe que Presa ES UN TESTAFERRO. Es un contrato en el que se proteje mucho a la parte compradora y la parte compradora (que no paga ni arriesga prácticamente nada) y la parte vendedora no obtiene aparentemente ningún beneficio. Un contrato típico para testaferros. Si no se conseguia el ascenso o no se levantaban los embargos se liquida el club y listo. Y si no, los antiguos dueños pueden seguir controlándolo y obtener un beneficio cuando sea posible.

jcarlos
jcarlos

Muy interesante el artículo. Más divertido que el aburrido partido de España a estas horas y que telebasura5 nos quiere mostrar como si fuera la final de Brasil 2014. Me pregunto si entre todas esas cláusulas resolutorias, se mencionaba alguna en caso de entrar en locura el presidente, porque podíamos solicitar su incapacitación.

<