Principal > El Club > Martín Presa: aprobado en lo deportivo y castigado en lo social
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Martín Presa: aprobado en lo deportivo y castigado en lo social

879 días después de convertirse en nuevo propietario del Rayo Vallecano, Rayoherald.com ha pulsado la opinión de sus lectores sobre la gestión de Raúl Martín Presa. La encuesta se ha centrado en los tres pilares de la gestión del presidente franjirrojo: el área deportiva, la parte financiera y el aspecto social.

La encuesta -abierta durante el lunes 30 de septiembre y el martes 1 de octubre- ha contado con la participación de cerca de 2000 seguidores del Rayo Vallecano y ha arrojado los siguientes resultados.



La gestión deportiva

Durante el mandato de Raúl Martín Presa, el Rayo Vallecano consiguió regresar a Primera División de la mano de José Ramón Sandoval. El actual presidente del club llegó a la entidad en el mes de mayo, ya con el ascenso bien encarrilado.

Las dos siguientes temporadas, ya en Primera División, han estado marcadas por el tamudazo que salvó al equipo del descenso en el último minuto y por el espectacular rendimiento la pasada campaña, la mejor del Rayo Vallecano en toda su historia en Primera División.

La gestión económica

Durante el mandato de Raúl Martín Presa, el Rayo Vallecano entró en Ley Concursal, un proceso que 2 años después su apertura aún no ha concluido. La presencia de la administración concursal ha contribuido a la estabilidad económica del club, en el que tanto empleados como jugadores cobran al día y bajo un marco legal.

La evolución de las arcas franjirrojas y su deuda es a día de hoy una incógnita, ya que el club no ha comunicado los pasos que se están dando en el mencionado proceso concursal en el que está inmerso.

La gestión social

Durante el mandato de Raúl Martín Presa, el Rayo Vallecano ha mantenido conflictos con distintos estratos de la afición que pasan desde el fondo del grupo Bukaneros hasta los representantes de la Plataforma ADRV.

El paso por los juzgados de 13 aficionados rayistas, entre otros muchos conflictos, han abierto una profunda brecha entre los dirigentes de club y sus seguidores. A día de hoy, la cifra de abonados -aunque no hay cifras oficiales al respecto- ronda los 9000, una cantidad inferior a la conseguida en Segunda División.

<