Principal > Primer Equipo > Un objetivo fuera de alcance
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Un objetivo fuera de alcance

Dos equipos frente a frente con una misma idea de juego: la posesión del balón como punto de partida. A nivel emocional los jugadores del Rayo Vallecano afrontaban un partido especial ya que asumir dos goleadas seguidas en contra es un hecho difícil de asimilar.

El sistema táctico propuesto para contrarrestrar a un equipo como el FC Barcelona pasaba, a priori, por ser más funcional que en otras ocasiones. En teoría, un ritmo de juego muy elevado por ambos conjuntos tendría un beneficio contraproducente para el equipo local. Todo ello y las dimensiones del terreno de juego repercutirían en el juego de amplitud y progresión de los culés.

Sin embargo, el sentido táctico del sistema utilizado pierde toda su utilidad cuando hay una clara falta de orientación defensiva. Un equipo siempre es valorado cuando se establece de manera eficiente una velocidad en las transiciones ataque defensa. El Barça, viéndose reflejado en un aspecto del rival, intentó aprovechar balones en largo para sorprender la meta de Ruben.

El centro del campo liderado por Trashorras y Baena complicó en la primera parte la relación entre Song y Fabregas por el núcleo central, obligándoles a avanzar por banda derecha. A nivel individual el Rayo tenía una misión compleja: paralizar la dualidad Neymar-Messy, apostando por la presión del lateral Tito y en su defecto, en segundo intento, por Gálvez viniendo desde la zona central.

Las llegadas por banda izquierda de los rayistas perdían precisión con la efectividad de Valdes, que además de sus intervenciones particulares demostró la importancia del dominio en los saques largos y cortos según la circunstancia de juego. En la segunda parte, la falta de ayuda entre líneas -junto con la lentitud en la recuperación de espacios defensivos- facilitó las llegadas con éxito por parte de Messy y Pedro.

A pesar de los intentos de Jemez por refrescar los puestos claves en el ataque dando oportunidad a Embarba y Larrivey, la falta de comunicación y el cansancio físico del equipo permitían al rival aprovechar las perdidas de balón con las líneas tan adelantadas.

En resumen, y partiendo de la base que la calidad técnica de los jugadores del Barça es muy difícil de contrarrestrar, habría que plantearse donde están las preceptos del fútbol, la posesión sin control de juego o las llegadas efectivas sin espectáculo. Con trabajo y un entendimiento común se debería llegar a un equilibrio adecuado para reflejar el valor de la propuesta de Jémez en la tabla clasificatoria.

Vanessa Niño (@Neskavk) es una vallecana de pura cepa, Técnico de Sonido, Entrenadora de Fútbol y Técnico Superior en Actividades Fí­sicas y Deportivas. Actualmente trabajando en Telemadrid y entrenando en el Vallecas C.F. Rayo Herald quiere agradecer su participación como colaborador habitual en este diario.
4 comments
ADRV
ADRV

amm... saul jugo de central todo el partido

abuelomuro
abuelomuro

¿falta de comunicación? ¿Cansancio físico? ¿ lentitud en la recuperación de espacios defensivos? ¿Qué me estás contando, compañera? Te lo resumo más fácilmente sin tanto emperifollaje verbal ni tanta verborrea superflua: Valdés, la falta de puntería y que los tres primeros tiros del Barça fueron goles, por tres fallos defensivos nuestros. Así de simple. No se puede fallar tanto (penalty incluido...) ante un equipo del potencial de los catalanes, ellos no perdonan. Sí les perdonas, lo acabas pagando.

aaaaa
aaaaa

Saúl fue central , no formo "tridente" con Baena y Trashorras, jugó de central con Gálvez...

r1924
r1924

ni falta de comunicacion ni cansancio fisico todo se reduce a 3 fallos defensivos con regalos a los contrarios ademas del penalti fallado y la extraordinaria actuacion de valdes lo anecdotico es que a pesar de la derrota el mejor del partido fue su portero........cosas del futbol que se alia con los asquerosos poderosos.

<