Principal > Primer Equipo > Cuando la propuesta no funciona
Fotografía / Rayoherald.com

Cuando la propuesta no funciona

La expectativa inicial de todo equipo es estar en posesión de balón el máximo tiempo posible para manejar al rival y generar posibilidades de gol. Esa esencia de juego puede ser contraproducente cuando el rival cierra líneas, presiona adecuadamente y genera líneas de pase al mínimo fallo.

La propuesta arriesgada del Rayo Vallecano no funcionó contra un Málaga que interpretó a la perfección los puntos débiles de su rival. En un principio los de Jemez partían con el equipo muy adelantado. Los laterales tenían el beneplácito de avanzar intentando canalizar el juego por los costados. El buen entendimiento de inicio de Trashorras con Seba Fernández y Saúl generaba una triangulación de juego interesante, marcando la profundidad necesaria para que llegaran balones efectivos a Larrivey, aunque sin acierto de cara al gol.

En el lado negativo, las contras del Málaga permitían que sus hombres más adelantados se encontraran en superioridad numérica cara a cara con la soledad de los centrales Gálvez y Galeano. Este fue uno de los puntos clave en la goleada. Rota la línea defensiva rayista, los de Schuster tomaron el control de juego con efectivos pases en profundidad y buena comunicación. Cuando la goleada es tan amplia hay que valorar la actuación del guardameta, que en esta ocasión procuró mantener la compostura con decisión y valentía, pero la mala dinámica global del equipo complicó en exceso su trabajo.

En la segunda parte la apuesta de corregir errores y planear una remontada en el marcador se presentó demasiado complicada,. El Málaga progresaba evitando la posesión de balón del Rayo, aprovechando los fallos y ocupando esos espacios para la contra, aún con más facilidad que en la primera mitad.

En general la disposición táctica del encuentro fue una apuesta valiente del equipo técnico del Rayo Vallecano, pero cuando el juego no se desarrolla con suficiente fluidez la respuesta del rival se presenta con evidencia en el resultado. Tan importante es saber encajar las derrotas y reconocer los fallos como aprender a reaccionar ante esas situaciones. No obstante en los primeros partidos de temporada no todos los equipos consiguen una adaptación inminente de los jugadores, especialmente cuando el número de incorporaciones es elevado. Con el trabajo diario, demostrado la pasada campaña, se debería conseguir una mayor cohesión de la plantilla y un mejor desarrollo de juego.

Vanessa Niño (@Neskavk) es una vallecana de pura cepa, Técnico de Sonido, Entrenadora de Fútbol y Técnico Superior en Actividades Fí­sicas y Deportivas. Actualmente trabajando en Telemadrid y entrenando en el Vallecas C.F. Rayo Herald quiere agradecer su participación como colaborador habitual en este diario.
<